12 nov. 2017

VISITA A BIOPARC VALENCIA

Me gustan los zoos. Como niño, pasé en el Zoo deBarcelona muchos domingos inolvidables en los que veía los animales de mis cuentos e historias favoritas y me parecía estar más cerca de esas selvas, bosques, lagunas y mares que mes fascinaban. No tengo la menor duda de que esas excursiones al Zoo con mis padres y hermanos fueron parte de lo que me inspiraron a estudiar Biología (junto con Darwin, claro), y por ello tengo especial afecto a todos los parques zoológicos y dondequiera que vaya los visito. Mi trabajo como periodista de viajes también ha ayudado, así que conozco a muchos de ellos en el mundo. Algunos magníficos, como el de Singapur; otros de condiciones lamentables, como el de Trivandrum en el sur de India. Y algunos de los más añejos como el de Londres o Nueva York.
VISITA A BIOPARC VALENCIA

Así que tenía especial curiosidad para conocer el BIOPARCValencia, el antiguo Parque Zoológico de la ciudad transformado en uno de los zoos más interesantes del panorama mundial desde su inauguración en 2007. Aquí te explico que puedes ver en una 

VISITA A BIOPARC VALENCIA

Actualmente un Parque Zoológico solo tiene sentido para tres propósitos: recuperación de especies amenazadas, formación - estudio científico y divulgación. En un mundo cada vez más crítico con la gestión de la naturaleza, una gran parte del sector público ha empezado a emitir voces en contra de los zoológicos: ¿por qué, en una sociedad tan avanzada en medios digitales y virtuales tienen que existir los parques zoológicos con animales condenados a sufrir un confinamiento de por vida, gritan a voces? Pues por un lado porque gracias a los animales que están en los zoos se han podido salvar algunas especies icónicas. Uno de los casos más sonados es el de los bisontes europeos, que se extinguieron en libertad pero que gracias a los que se habían conservado en zoológicos se pudo repoblar el bosque de Bialowieza y actualmente goza de una sana población fuera de peligro. O el caso del ferreret, el sapo endémico de Mallorca que un programa del Zoo de Barcelona permitió la reproducción en cautividad y el repoblamiento del hábitat para la protección de la especie.
También los zoos son imprescindibles para que los niños desarrollen el respeto por la naturaleza. “Proteges lo que amas. Y amas lo que conoces”, reza una de las frases más usadas para la justificación de la existencia de los parques zoológicos. Y a pesar de que en televisión se emiten magníficos documentales que aproximan la vida natural a los niños, no hay nada como una visita al zoo para hacerlos surgir una pasión por los animales que se convertirá, de mayores, en una voluntad acérrima para su protección.

Es por ello que los zoos deben existir, y cuando uno ve a algunos parques zoológicos como el Bioparc de Valencia, ese convencimiento se multiplica por diez. Ahí los deberes se han hecho, y muy bien. Se trata de un parque centrado en África, con animales exclusivamente de ese continente, y distribuidos por todo el recinto (de casi 100.000 m2) en una serie de entornos lo más grandes y naturales posibles.
Balcón a la sabana en Bioparc Valencia
Baobabs en Bioparc Valencia
Cascada de los elefantes en Bioparc Valencia
Detalle de hábitat en Bioparc Valencia
Hábitat de los chimpancés en Bioparc Valencia
Sabana en Bioparc Valencia
BIOPARC Valencia ha sido diseñado como un método de zooinmersión, es decir, conseguir que el visitante se adentre en el entorno animal como si estuviera realizando un safari por la selva o la sabana africanas. Y realmente cuando uno entra en el parque tiene esta sensación: en los cuatro hábitats representados (sabana seca, humedal africano, bosque ecuatorial y Madagascar), los animales viven junto a diferentes especies en un entorno parecido al natural y en una proximidad muy grande al visitante. La vegetación se ha cuidado y hay plantadas especies locales para dar más veracidad al recinto.

Sabana africana

Es el área que todo el mundo imagina cuando piensa en África. Leones, cebras, avestruces, rinocerontes, facóqueros, gacelas, hienas, impalas, jirafas, mangostas,... pueblan este espacio visible especialmente desde la terraza del restaurante principal, que recuerda a lo lodge africanos. Uno de los animales más curiosos para observar aquí es el Oricteropo (Orycteropus afer), que se alimenta de hormigas y termitas.  

Cebras en Bioparc Valencia
Elefantes en Bioparc Valencia
Jirafa en Bioparc Valencia
Suricata en Bioparc Valencia

Bosque ecuatorial

En los bosques lluviosos del África ecuatorial el agua es abundante y las especies animales que los habitan están acostumbrados a la densa vegetación y a la humedad constante. Bongos, búfalos, chimpancés, gorilas, cocodrilos, hipopótamos pigmeos, nutrias y leopardos entre otros pueblan este hábitat que nos transportará a lo más profundo del corazón de África.
Chimpancé en Bioparc Valencia
Gorila con cría en Bioparc Valencia
Leopardo en Bioparc Valencia
Paloma en Bioparc Valencia
Viendo a los chimpancés en Bioparc Valencia

Humedales africanos


La Cueva de Kitum: en el interior de esta cueva recreada con estalactitas y estalagmitas podemos ver una de las instalaciones estrella, el recinto de los hipopótamos en el que se les puede ver bajo el agua, como en un acuario. Cocodrilos del Nilo, ranas, pájaros de humedal complementan esta maravillosa copia de la cueva que se encuentra entre Kenya y Uganda.
Dos bongos luchando en Bioparc Valencia
Hipopótamos enanos en Bioparc Valencia
Hábitat del hipopótamo en Bioparc Valencia

Isla de Madagascar

Como isla diferenciada del continente, Madagascar tiene muchos animales endémicos (cerca del 80%), por lo que merecen un espacio propio dentro de BIOPARC, en un itinerario que nos permite entrar en contacto directo con sus pobladores más conocidos: los lémures (hay cuatro especies diferentes), dos especies de varis y la gran fosa, una especie de nutria.
Lemur en Bioparc Valencia

Bioparc no solo exhibe animales o ayuda en la cría en cautividad, sino que la Fundación BIOPARC, la fundación sin ánimo de lucro promovida por los dos BIOPARCS que hay en España (Valencia y Fuengirola), busca desarrollar proyectos de conservación y divulgación, especialmente sobre la preservación de bosques tropicales y mediterráneos en el mundo. Según el fundador de Bioparc, José Maldonado, “hoy día no tiene sentido el mantenimiento de animales en cautividad si esto no aporta un beneficio directo a las poblaciones de animales en su medio natural”.
Ya sabes, pues, si te gustan los animales o quieres visitar África sin moverte de España, la próxima vez que visites Valencia escápate al BIOPARC.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...