30 sept. 2016

QUÉ VER EN SÈTE

En el cálido sureste de Francia, bañada por la claridad del Mediterráneo, Sète es una pequeña población marinera, tranquila y lejos de las rutas tradicionales, que merece la pena conocer. 
Qué ver en Sète

Aquí te contamos...

QUÉ VER EN SÈTE

Sète, una ciudad con historia reciente

La ciudad de Sète (Seta en occitano) ya fue habitada desde la antigüedad, pero empezó a ser importante a partir de la decisión del rey Luis XIV de construir el Canal du Midi. En 1666, Pierre-Paul Riquet de Bonrepos, el arquitecto designado para realizar esta obra de ingeniería que atravesaría todo el sur de Francia y juntaría las aguas del Mediterráneo y el Atlántico para facilitar el comercio, empezó a edificar el puerto de Sète, que se convertiría en la puerta de acceso al Canal por el Mediterráneo. Aquí los habitantes lo llaman el Canal Royal.
Desde entonces, la ciudad empezó a crecer y a adquirir sus monumentos más simbólicos.  
Canal Royal de Sète
Café de Sète
Barca en Sète

Sète, una ciudad que vive en el mar

Los canales y la laguna cercana convierten a Sète en una ciudad principalmente marina, pero además el puerto comercial es de los más importantes de Francia (especialmente para la exportación del vino) y su puerto pesquero es el más importante del mediterráneo francés. No es raro incluso encontrarse grandes barcos amarrados al canal que atraviesa la ciudad.
Cada dos años los viejos tiempos marineros invaden la ciudad de Sète en el gran festival de veleros llamado ESCALE À SÈTE. Se trata del encuentro más importante de veleros tradicionales en el Mediterráneo francés que acoge a más de cien veleros provenientes de todo el mundo. Este 2016, con motivo de la celebración de los 350 años del puerto de Sète, llegaron a congregarse hasta 150 barcos de vela de todo tipo: goletas, bricks, fragatas, chalupas, carracas, yawls, queches,…  
Barcos en Sète

Sète, una ciudad de gastronomia exquisita

Sète se encuentra junto a la laguna de Thau, donde hay centenares de cultivos de ostras. Las ostras de Sète tienen una fama bien reconocida y forman parte de los menús diarios que se pueden encontrar en los muchos restaurantes a lado y lado del canal. Otro producto gastronómico esencial de Sète es la famosa Tielle, una empanadilla con pulpo y especias. Puede encontrarse en varios tamaños y con variantes, pero es el plato tradicional de la ciudad y cada lugar lo sirve de una forma distinta. El origen se remonta a los desayunos de las familias de pescadores italianos que vivían en el Quartier-Haut, pero a partir de 1930 se empezaron a comercializar y se dieron a conocer al público general.

Sète, una ciudad llena de cultura

Hay dos personajes universalmente conocidos que nacieron en Sète y que tienen su espacio museístico en la ciudad que recuerda a sus hijos predilectos: Georges Brassens y Paul Valéry.
El cantautor Georges Brassens (1921-1981) nació en el número 54 de la calle que ahora lleva su nombre y se hizo famoso especialmente por las elaboradas letras de sus canciones, que eran pura poesía y que le valieron el Premio Nacional de Poesía. Su canción “La mauvais réputation”, de 1952, le lanzó a la fama.
Se puede conocer más sobre la figura de George Brassens en el Espace Brassens.
El otro hijo pródigo de Sète fue el poeta Ambroise-Paul-Toussaint-Jules Valéry, conocido por su seudónimo, Paul Valéry, que nació en Sète en 1871 y está enterrado en su cementerio marino. Está considerado el padre de la poesía pura y sus obras se han traducido a multitud de idiomas. Puede conocerse más sobre su figura en el Museo de Paul Valéry.  

Sète, una ciudad de fiestas

Entre los varios festivales y fiestas que se celebran a lo largo del año en Sète, hay uno que destaca, y es la famosa Tintaine. Se trata de las justas náuticas o languedocianas que vienen celebrándose cada año el 25 de agosto en Sète desde 1666. Se trata de la versión acuática de los torneos medievales en los que caballeros armados con lanza tenían que tirar de su caballo al oponente. En este caso, los caballos son pesadas barcas de remos (unos 8 o diez por embarcación) y el caballero, armado con lanza y escudo, se pone en una estructura elevada a popa (la Tintaine). Es un deporte de riesgo y peligroso, pero que atrae a miles de personas para presenciarlo y enfrenta a diferentes clubes y asociaciones que realizan torneos similares no solo en Sète sino en poblaciones cercanas como Port-La-Nouvelle, Narbonne, Béziers, Agde, Marseillan, Mèze,… El objetivo es que uno de los dos caiga al agua.
tintaine
Sète, entre la tierra y el mar, bien se merece una visita… 

P.S. Si te gustan los barcos de vela y quieres conocer un poco más sobre la ESCALE À SÈTE, puedes leer este artículo que escribimos sobre el Le Marité, uno de los barcos que asistió en el festival de veleros del 2016: 

27 sept. 2016

NIMES en BUEN VIAJE

NIMES en BUEN VIAJE
Este mes de septiembre se publica en la revista BUEN VIAJE mi artículo "NÎMES, especial enclave romano en Francia", en el que muestro como han sobrevivido las mejores ruinas de la época romana de FRANCIA en esta ciudad del sur del país. 
Las Arenas, La Maison Carrée y la Puerta de Augusto son las tres grandes joyas arquitectónicas de origen romano que todavía se conservan perfectamente y que están consideradas como unas de las ruinas mejor preservadas del mundo romano.
El mismo anfiteatro de Las Arenas se sigue usando para espectáculos, aunque ahora sean musicales o corridas de toros y no luchas de gladiadores.


Reportaje NIMES

26 sept. 2016

NAZCA a APUNTS DE VIATGE

En l'episodi nº 23 del programa APUNTS DE VIATGE de NEWSCAT TV marxem a PERÚ per a conèixer una de les zones amb més misteri del nostre planeta, el desert que conté les famoses Línies de Nazca, un seguit de solcs excavats al terra que, des del cel, es veuen com a línies rectes i figures de plantes i animals. Qui els va fer? Per què? 
Nazca, Perú, Jordi Canal-Soler
Segueix al reporter, escriptor i fotògraf de viatges Jordi Canal-Soler en aquest viatge espectacular a un dels indrets més remots del nostre planeta. 
Deixa't transportar fins als racons més llunyans del nostre món amb els APUNTS DE VIATGE de Jordi Canal-Soler.


TweetChat de viajes: Buscando hotel

El próximo miércoles 28 de septiembre a las 21h (GMT+1), vuelven las #TBneTalksES con una nueva #TweetChat sobre viajes.
TweetChat Donde duermo
¿No sabes lo que es una #Tweetchat? Se trata de una conversación grupal abierta a todas las personas que tengan una cuenta en Twitter y en la que se trata un tema concreto en base a unas preguntas y unas respuestas.
Un moderador es quien hace las preguntas, una cada diez minutos, y todos los que quieran responden con sus propias ideas usando el mismo hashtag y el número de respuesta.
Para la próxima TweetChat, el tema será "BUSCANDO HOTEL" y los hashtags relacionados, #donduermo y #TBneTalksES.
Por ejemplo, una primera pregunta irá con el inicio:
P1. ¿Qué color es el que te gusta más? #dondeduermo #TBneTalksES
A lo que quien quiera, puede responder:
R1. (aquí escribes el que más te guste) #dondeduermo #TBneTalksES      

A partir de ahí, alas libres a la imaginación.
                        ------------------------------------------------------------------------------
Próxima #TweetChat de viajes
Tema: BUSCANDO HOTEL
Hashtags: #dondeduermo #TBneTalksES
Fecha: 28/09/2016
Hora: 21h (Península)
Dirigido a: viajeros, bloggers, hoteles, albergues y todos los que quieran

23 sept. 2016

QUE VER EN GDANSK

Dicen que una de las razones para que Hitler invadiera Polonia fue apoderarse del puerto de Gdansk, Danzig, como lo llaman los alemanes. La noche del 1 de septiembre de 1939, las tropas nazis capturaron esta ciudad al borde del mar Báltico por una razón: es uno de los puertos más importantes de este mar.
Nació a finales del siglo X a partir de un castillo construido por el rey Miecislao I de Polonia. Floreció como centro mercantil del comercio entre Escandinavia y Europa, y de 1308 a 1454 formó parte del dominio teutón centrado en el vecino castillo de Malbork. Volvió a Polonia hasta que el país se dividió en el siglo XVIII y pasó a Prusia de 1772 a 1920, para entonces pasar a ser una ciudad libre bajo la tutela de la Sociedad de Naciones hasta 1939, cuando la capturaron los nazis.
Con todo este cambiar de manos en su historia es evidente que Gdansk tiene mucho para contar al viajero que la visite. Aquí explicamos algunas de sus mayores atracciones:
Gdansk

QUÉ VER EN GDANSK

Aunque es una ciudad abierta al Báltico, se encuentra al margen del río Motlawa y no al lado del mar, cosa que determina una zona portuaria muy tranquila pero dinámica a su vez. Después de la segunda guerra mundial se reconstruyeron muchos de sus edificios más emblemáticos, muchos de los cuales tienen un aire holandés por su relación con las otras ciudades de la Liga Hanseática, de la cual Gdansk formó parte y con las que hacían intercambios comerciales.
Por ello el frente portuario de Gdansk tiene todavía hoy un aspecto muy comercial, habiéndose conservado el aspecto medieval original de la población.

Ruta real

La Ruta Real transcurre por la calle peatonal más transitada de la ciudad y donde se concentran la mayor parte de los edificios históricos, a lo largo de la calle Dluga, y pasa por varias puertas ornamentadas, como la Puerta Alta o la Puerta Dorada. La mayor parte de los edificios de la calle pertenecieron a mercaderes y burgueses enriquecidos que quisieron decorarlos en estilo flamenco o alemán.
Casas holandesas en Gdansk
Golden Gate Gdansk
Al llegar al ayuntamiento, del siglo XIV y con una gran torre rematada con un campanario barroco, la calle se ensancha en una plaza en la que se erige el símbolo de la ciudad, la Fuente de Neptuno, con su tridente. Neptuno fue el símbolo de la ciudad por su relación marinera, y a la que el dios del mar parecía bendecir con riquezas innumerables.

La fuente se encuentra delante de Artus Court, lo que había sido el edificio donde se encontraban los mercaderes para discutir sobre sus negocios.

El Museo del Ámbar

Una de las riquezas de Gdansk fue el ámbar, la resina fosilizada de árboles prehistóricos que se encuentra en las playas cercanas después de las tormentas. Polonia es uno de los principales productores del mundo, y Gdansk su capital mundial, por lo que la visita al Museo del Ámbar de la ciudad es una cita ineludible para entender la historia que hay detrás de este fósil-joya.
El museo además se ubica en una de las torres de la antigua ciudad fortificada, en la Puerta de Fore, un edificio del siglo XIV con muchas escaleras pero que añaden el encanto de un recinto histórico a una colección impresionante de trozos de ámbar no solo de tamaños y calidades distintas, sino también con todo tipo de inclusiones, desde los típicos insectos hasta una de las pocas lagartijas aprisionadas en resina fósil del mundo.

Torre-Grúa medieval

Una de las joyas de Gdansk es la Torre-Grúa (llamada Zuraw en polaco) de origen medieval. Servía para descargar las barcazas de mercancías, pero a su vez tuvo también una función defensiva ante ataques marinos. Ya se menciona en 1367 y fue la grúa más grande de Europa en el medievo. Una segunda grúa se montó en el interior todavía más alta superando los 11 metros de posibilidad de elevación hasta los 27 actuales. En el siglo XIX dejó de utilizarse en beneficio de las grúas motorizadas, ya que el mecanismo interior era con propulsión humana andando por dentro de una rueda como los hámsters.
Ahora actualmente forma parte del Museo Marítimo.
Grua Gdansk

Museo Marítimo

Como ciudad vinculada totalmente al mar, Gdansk posee una colección impresionante de recuerdos marinos, todos ellos expuestos en el magnífico Museo Marítimo. 
Una de las atracciones del Museo Marítimo de Gdansk es la visita al Soldek, el primer barco fabricado en Polonia después de la Segunda Guerra Mundial y que exhibe en su interior una retrospectiva histórica del trabajo en las atarazanas de la ciudad, además de convertirse su puente de mando en un perfecto balcón para ver el puerto de Gdansk y el movimiento de embarcaciones por el río.

Castillo de Malbork

Muy cerca de Gdansk se encuentra la ciudad fortaleza de Malbork (o Marienburg), la ciudad capital del territorio de los caballeros Teutones que controlaron Gdansk durante un tiempo. Hecha enteramente con ladrillo rojo, la fortaleza es la más grande fortaleza construida de este material y fue sede de la Orden Teutónica, Hospital, armería y monasterio. Sus vistas junto al río Nogat son magníficas y no es de extrañar que haya sido incluido en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.

Comer en Gdansk

Las calles más céntricas de Gdansk están llenas de variados restaurantes en todas sus posibilidades que permiten degustar la gastronomía típica de la ciudad, que combina elementos polacos y bálticos con influencias alemanas y escandinavas. Uno de los platos típicos son las Patatas al estilo de Gdansk, (Ziemniak po Gdansku) con crema y arenque. Deliciosas…
Ziemniak po Gdansku

La ciudad de Gdansk no es solo importante por sus edificios, sino también por algunos de sus hijos con personajes famosos como:
  • Lech Walesa
  • Günter Grass
  • Klaus Kinski
  • Arthur Schopenhauer
  • Daniel Fahrenheit
Aunque quede lejos de las rutas tradicionales de visita de Polonia, Gdansk bien merece un desvío para conocer esta ciudad llena de historia, cultura y, sobretodo, aires medievales…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...