29 oct. 2016

ALTAR DE MUERTOS a MICHEL PEISSEL

Desde hace unos años, el Día de Todos los Santos se ha visto capturado por una estética Halloween anglosajona muy alejada de su origen. Pero recientemente ha empezado a cuajar en Barcelona (donde la comunidad mexicana es importante) los Altares de Muertos típicos de algunas regiones de México.
El explorador Michel Peissel
El próximo miércoles 3 de noviembre se montará un Altar de Muertos en el Museu de les Cultures de Barcelona dentro del marco de la mesa redonda “La muerte. Ritos diversos, vivencia común” organizada por Espai Avinyó.
Dado el especial marco emblemático del museo, centrado en divulgar las costumbres de las culturas del mundo, se ha querido homenajear al explorador, antropólogo, etnólogo, documentalista y escritor Michel Peissel dedicándole el Altar de Muertos en este lugar tan simbólico.  

¿Quién fue Michel Peissel?

Hijo de diplomáticos, Michel Georges François Peissel nació en París en 1937, pero viajó por todo el mundo desde una corta edad. Estudió en Oxford, Harvard y la Sorbona, y desde sus lecturas infantiles supo que quería ser explorador. Su primera expedición fue a los 21 años en Quintana Roo, en la costa caribeña de México, donde se adentró en las selvas, haciendo caso omiso del peligro de los contrabandistas y fieras salvajes, para descubrir varios asentamientos desconocidos entre las raíces de la jungla.
Michel Peissel en Quintana Roo

México marcó su pasión por la aventura, pero a partir de 1959 cambiaría de continente para empezar a descubrir sitios inaccesibles hasta entonces para los occidentales: Mustang, Ladakh, Zanskar, Bután y especialmente el Tibet. Hablaba perfectamente el tibetano y llegó a realizar treinta expediciones al Himalaya.
De sus exploraciones escribió una veintena de libros de viajes y dos novelas que han creado escuela.
Cuando no estaba de expedición por Asia vivía en una pequeña casa de Cadaqués.
Entre sus libros un par describen sus aventuras por México y su encuentro con los mayas: El Mundo Perdido de los Mayas (donde cuenta su primera exploración en Quintana Roo) y El Viaje de la Itzá, en el que describe el viaje en una canoa a lo largo de la costa mexicana para demostrar el uso de la navegación en el comercio marítimo en el colapso de Itzá, en el Imperio Maya. 
Peissel murió en octubre de 2011 de un ataque al corazón.
En 2009 había sido premiado por la Sociedad Geográfica Española por sus logros como explorador. 

Para conocer un poco más a Michel Peissel, podéis leer esta necrológica que escribió el periodista Jacinto Antón.

El Altar de Muertos será construido por Alejandra Camacho y Jordi Canal-Soler, miembros de la Asociación Mexcat y el público asistente con los elementos tradicionales que los suelen decorar y como colofón de la mesa redonda del inicio.
Coincidiendo con la festividad de Todos los Santos, este espacio de diálogo quiere visibilizar y poner en valor las múltiples vivencias de la muerte que conviven en la ciudad. Desde la laicidad a los ritos directamente ligados a la diversidad religiosa y cultural de Barcelona, ​​analizaremos las diferencias y también los puntos de contacto existentes entre las diferentes maneras de vivir la muerte que nos rodean.
Con esta actividad, mostraremos y pondremos en valor la diversidad de prácticas religiosas y espirituales que hay en la ciudad; reflexionaremos sobre la vivencia de la muerte en contextos culturales diversos; y analizaremos cómo han ido cambiando estas vivencias debido al aumento de la laicidad.
La Mort, Ritus Diversos

Lola López, Comisionada de Inmigración, Interculturalidad y Diversidad del Ayuntamiento de Barcelona, ​​hará la bienvenida y presentación de la actividad.
En la mesa participarán como moderadora Mar Griera, directora del grupo de investigación ISOR (Investigaciones en Sociología de las Religiones) y profesora del Departamento de Sociología de la UAB;  Quim Cervera, sociólogo y teólogo, coordinador del grupo de diálogo abrahámico de AUDIR; y Alain Blomart, doctor en Antropología e historia de las religiones.

RESUMEN
Actividad: Mesa redonda “La muerte. Ritos diversos, vivencia común” (en catalán) + Altar de Muertos dedicado a Michel Peissel
Fecha: 2 de noviembre
Hora: 18:30 a 20:30h
Lugar: Museu de les Cultures del Món de Barcelona (c. Montcada, 12-14)

Actividad gratuita con inscripción previa en: https://bit.ly/ritusdiversos

28 oct. 2016

QUE VER EN EL PUERTO VIEJO DE GENOVA

Todo el mundo cuando escucha nombrar a Génova la relaciona inmediatamente como la ciudad donde nació uno de los personajes más conocidos de la Historia: Cristóbal Colón. Pero aunque se conserve su casa natal (reconstruida en el siglo XVIII) y sea interesante visitarla, el viejo puerto de la ciudad, recientemente modernizado, ofrece una de las mejores aproximaciones a todos los aspectos de la vida marina, tanto de la ciudad, como del mediterráneo u otros mares.
Aquí os describimos algunos de los museos y atracciones de lo que hay

QUE VER EN EL PUERTO VIEJO DE GENOVA

Que ver en Genova

GALATA: MUSEO DEL MARE

Sin duda el Museo Marino de Génova (Galata Museodel Mare) es uno de los mejores museos marítimos de Europa, con extensas exposiciones y recreaciones de naves.  Empieza con varios cuadros y maquetas explicando la historia marinera de la ciudad (y en especial sobre la figura de su hijo ilustre Cristóbal Colón), y sigue con la evolución de las naves a lo largo de la Historia y de los distintos eventos que han afectado a Génova.
Barco en Museo Marítimo Galata

Una de las grandes naves a la vista es una galera del siglo XVI en la que además se ha representado un despacho de un controlador de la plata española. En los tiempos de Carlos V y Felipe II, España estaba en guerra en muchos frentes y los banqueros genoveses cedieron dinero a los monarcas españoles a cambio de un interés muy alto. La manera que tenían de cobrarse era interceptar a las expediciones de galeones provenientes de América que iban cargadas con plata y oro hacia puertos españoles. Con sus galeras rápidas los genoveses las interceptaban antes de llegar a puertos españoles y, con el consentimiento de la Corona, tomaban su parte de pago hacia Génova. Fueron los aristócratas genoveses, los Magnifici, los primeros banqueros que trabajaron con la Corona española y que hicieron fortunas visibles en forma de los inmensos palacios que legaron.
La plata de los genoveses
Se exponen en el museo cartas náuticas, objetos marinos, instrumentos científicos y varias maquetas náuticas.
Sin embargo, una de las exhibiciones más impresionantes es la recreación de un buque de vapor de principios del siglo XX como los que llevaron a los primeros inmigrantes italianos a Argentina (muchos de ellos provenientes de la Liguria). En él se ve incluso un barrio genovés, una oficina marítima, el puente de capitán, el comedor de tercera clase, un camarote y la enfermería con todos los aparatos de la época. Casi solo hace falta que el suelo se balancee al ritmo de las olas para parecer que estamos en alta mar.
Camarote del barco
Camarote en Museo Marítimo Galata
Camarote en Museo Marítimo Galata
También hay una muy buena representación de antiguos oficios relacionados con la construcción de barcos de madera, con instrumentos, figuras de cera y esqueletos empezados a construir de un par de barcos.
La exposición termina con una sección que habla de la migración contemporánea, con referencia a los nuevos italianos y los peligros de atravesar el mar hacia un futuro mejor al que se enfrentan cada día millares de personas.
Una extensión del museo que sin duda fascinará a los visitantes es el submarino Nazario Sauro, el mayor de los submarinos italianos, fuera de servicio desde 2010 e instalado en un muelle junto al museo. El recorrido por el interior del submarino es bastante claustrofóbico, pero permite hacerse una idea muy precisa del poco espacio del que disponía la tripulación. Incluso la cabina del capitán parece minúscula comparada con la de un barco de guerra.
Submarino Nazario Sauro
Interior de un submarino
Periscopio del Nazario Sauro
Puente de mando del Nazario Sauro

ACUARIO DE GÉNOVA

Después del de Valencia, el Acuario de Génova es el segundo acuario más grande de Europa, y contiene muchas especies difíciles de ver al natural.
Acuario de Génova
Un hall a oscuras recibe al visitante para mostrarle un corto vídeo a toda pared y dar paso a un recorrido por varias plantas en el que se distribuyen 70 ambientes diferentes con la mayor exposición de biodiversidad acuática de Europa. Entre sus acuarios, pequeños unos e inmensos otros, se pueden encontrar hasta 12.000 ejemplares de 600 especies diferentes provenientes de todos los mares y cuencas fluviales.
Entre los animales más curiosos se encuentran los delfines, focas, pingüinos, medusas tiburones, pero sobre todo los manatíes, muy raros en acuarios. Algunas de las peceras son muy curiosas, como por ejemplo la Columna de las Morenas, un cilindro de 6 metros de altura con ambiente rocoso en el que se esconden media docena de grandes morenas.
En uno de los pabellones hay una sección de acuarios a ras de suelo donde los niños (y mayores) pueden tocar a algunos animales, especialmente a pequeñas rayas acuáticas de piel sedosa por debajo y escamosa por arriba.
Delfines en el Acuario de Génova
Foca en el Acuario de Génova
Pingüino en el Acuario de Génova
Tortuga en el Acuario de Génova

Hay también ambientaciones terrestres, como la dedicada a la selva africana, donde se pueden observar peces de agua dulce de África, ranas, tortugas,… y con un alto muro vegetal con más de 150 especies de plantas tropicales floreciendo en vertical como si fuera una selva de Madagascar.
También hay un espectáculo de delfines y, lo más impresionante de él es que por debajo del agua existe una inmensa ventana desde el que se puede ver como estos mamíferos evolucionan debajo del agua y se preparan para el salto.

BIOSFERA

Una cacatúa recibe el visitante que entra a la Biosfera, una esfera con estructura de acero y cristal convertida en un jardín botánico tropical encima del agua en el Puerto Viejo de Génova. En su interior no solo hay plantas tropicales como sicómoros, árbol de la goma, café, tamarindo, vainilla, canela, bananos, palmeras, lianas,… sino también animales como los corocoro rojos (Eudocimus ruber) de Sudamérica, tortugas matamata (Chelus fimbriata), insectos palo, viuda de cola aguda (Vidua macroura) y otros pájaros y mariposas que se mueven libremente por la esfera y que ambientan de tal manera su interior que le parece a uno estar en la selva tropical.
Biosfera
Cacatúa en Biosfera

MUSEO NACIONAL DE LA ANTÁRTIDA FELICCE IPPOLITO

Los fríos hielos del Polo Sur también tienen cabida entre los muelles del Puerto Viejo de Génova. Italia cuenta con dos estaciones científicas en la Antártida: la estación Mario Zucchelli, en Bahía Terranova, de 7000 m2, creada en 1985, y desde el año 2004 comparte con Francia la Estación Concordia a 3.230 m de altitud y a 1.200 km de la costa. Y el espacio público de estas dos estaciones para comprender qué es lo que hacen para la investigación y conocimiento de esta región remota del mundo se encuentra en una planta de uno de los viejos almacenes del muelle, el Museo Nacional de la Antártida Felicce Ippolito. También hay exposiciones en Siena y en Trieste.
Equipo polar en el Museo de la Antártida de Génova
Plafones en el Museo de la Antártida de Génova
En un recorrido ancho pero tortuoso se repasa la historia de las exploraciones del Polo Sur y especialmente las expediciones italianas (desde 1985), con una exposición de una tienda de exposición y un quad aventurero para poder sacarse una foto con anorak y parka polar. Hay unas cuantas maquetas de bases polares, videos explicativos de cómo es la vida en la Antártida para los investigadores, muestras de rocas, animales disecados (y de espuma) e incluso una figura a tamaño natural de una orca nadando entre témpanos. Al final también se exhibe un pequeño robot acuático que fue utilizado para el estudio de las profundidades marinas en el océano antártico.

BIGO ASCENSOR PANORÁMICO

La singularidad del Puerto Viejo de Génova puede observarse desde 40 metros de altura subiendo al Bigo, un ascensor panorámico con vistas de 360º que recuerda a las viejas grúas que movían todo el material de los barcos en el puerto. El ascensor sube y baja cada 10 minutos para estar un tiempo en su altura máxima disfrutando del ajetreo del puerto.  
Bigo ascensor panorámico

Sea cual sea la atracción que visites del Puerto Viejo de Génova o si las visitas todas, seguro que saldrás con un mayor conocimiento de cómo son nuestros mares. 

24 oct. 2016

MEXICO a VIA EUROPA

El passat 20 d'octubre de 2016 es va emetre per EL PUNT AVUI TV i altres televisions de La Xarxa el programa VIA EUROPA en el que va participar com a entrevistada la reportera de l'#ApuntsdeViatge Alejandra Camacho, on va parlar de la seva experiència en arribar a Catalunya des de Mèxic.



Podeu veure el vídeo aquí:

21 oct. 2016

LA ISLA DE LOS MUSEOS DE BERLIN

LA ISLA DE LOS MUSEOS DE BERLIN
Como capital de Alemania (y casi de Europa), Berlín, evidentemente, cuenta con decenas de museos de todo tipo, pero como ciudad museística Berlín tiene la particularidad de poseer una isla en medio del río Spree donde se concentran cinco de los mejores museos de Alemania y Europa, la Museuminsel o Isla de los Museos.
El complejo está inscrito desde 1999 en la lista del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO debido a la concentración de tanto arte e historia, y todos los museos pertenecen a los Staatliche Museen, un grupo de 17 museos controlados por la Fundación de Herencia Cultural Prusiana.
Los cinco museos que se pueden visitar son: 
Isla de Museos Berlin

ISLA DE LOS MUSEOS DE BERLIN

ALTES MUSEUM (Museo Viejo)

Fue el primero de los grandes museos en la isla. Fue construido entre 1823 y 1830 en estilo neoclásico por el arquitecto Karl Friedrich Schinkel para albergar la colección familiar de la realeza prusiana. Inicialmente se llamó Museo Real y ya en su diseño participó el futuro rey Federico Guillermo IV de Prusia, que le confirió un aspecto clásico influenciado por la Antigüedad.
Actualmente el Altes Museum alberga la colección de antigüedades griegas, romanas y etruscas.
Altes Museum

NEUES MUSEUM (Museo Nuevo)

El Museo Nuevo no es tan nuevo… Fue construido entre 1843 y 1855 según los planos de Friedrich August Stüler, alumno del arquitecto que construyó el Altes Museum. Sufrió grandes daños durante la Segunda Guerra Mundial y fue oficialmente reinaugurado después de su acondicionamiento y reconstrucción en 2009. Entre sus salas se exhibe la colección de piezas prehistóricas (especialmente de la prehistoria alemana y europea) y la gran colección de objetos del Egipto antiguo. Sin lugar a dudas la pieza iconográfica del Neues Museum, así como la de toda la Isla de Museos, es el busto de yeso policromada de Nefertiti. Ha aparecido en infinidad de libros de arte, de historia y de egiptología, y aunque podamos pensar que lo conocemos perfectamente, la primera impresión al verlo dentro de la vitrina en medio de la sala circular específicamente diseñada para albergarla, es de admiración. Los delicados rasgos de la esposa de Amenofis IV Akhenaton han sobrevivido milenios con la misma belleza con la que fueron esculpidos. Incluso en su madurez, con ligeras arrugas alrededor de la boca y el cuello, la faraona fue una de las mujeres más bellas, precursora de Cleopatra. El busto fue esculpido hacia el 1345 a.C. en los talleres de Amarna y encontrado por Ludwig Borchardt en 1912.
Nefertiti

PERGAMON MUSEUM

Después del British Museum de Londres, para los amantes de las civilizaciones antiguas este es el siguiente museo a ver. El Pergamon Museum fue construido entre 1910 y 1930 sabiendo exactamente qué es lo que contendría: en su interior guarda monumentos colosales para cuya protección se levantó el Museo. Es el museo más visitado de toda Alemania.
Entre los principales monumentos se encuentran:
  • Altar de Pérgamo: es el que da nombre al museo, y se trata de una estructura de casi 36 metros de ancho construida en el siglo II a.C. en la ciudad de Bergama El altar se excavó entre 1878 y 1886 en un acuerdo con el imperio otomano según el cual todo lo que se encontrara pasaría a formar parte de las colecciones de Berlín.
  • Puerta del Mercado de Mileto: se trata de una puerta de mármol de 30 metros de anchoque desde el siglo II d.C. daba acceso a la ciudad de Mileto (en la actual Turquía). Fue destruida por un terremoto en el siglo X o XI y que los alemanes excavaron y reconstruyeron en 1900.
Puerta del mercado de Mileto
  • Puerta de Ishtar de Babilonia: sin duda es la gran joya del Pergamon Museum. Se trata de la octava puerta que daba acceso al interior de la ciudad de Babilonia y fue construida por Nabucodonosor II el año 575 a.C. Sus ladrillos azules debían destacar desde lo lejos y, con sus figuras de dragones y bueyes, se construyó para impresionar a los visitantes de la ciudad. Sigue impresionando hoy en día, especialmente si se ve desde el pasillo conocido como la Via Procesional, que contaba con más de 120 leones hechos con losas de cerámica vidriada.
León de Babilonia
Puerta de Ishtar

ALTE NATIONALGALERIE (Vieja Galería Nacional)

El mismo arquitecto que diseñó el Neues Museum empezó los esbozos de la Alte Nationalgalerie en 1863, aunque los planos los terminó Carl Busse en 1866. Diez años después, el Kaiser inauguró el edificio. La colección en su interior es principalmente de pintura y escultura de arte neoclásico, romántico, Biedermeier, impresionista y modernista. Una de las obras más conocidas de las que se exhiben es “El monje junto al mar”, del artista romántico Caspar David Friedrich pintada en Dresden entre 1808 y 1810.

BODE MUSEUM

Fue fundado como Kaiser Friedrich Museum y su primer conservador fue Wilhelm von Bode, a quien gustaba mezclar colecciones, por lo que aquí los objetos y obras están actualmente bastante mezcladas. Alberga una gran colección de esculturas, arte bizantino, monedas y medallas. La Münzkabinett (el Gabinete de Moneda) es una de las colecciones numismáticas más importantes del mundo, con cerca de medio millón de monedas desde el siglo VII a.C. en Asia hasta la actualidad.
Berlin MuseumInsel


Hay que contar con muchas horas para visitarlo todo, así que una visita a la Isla de los Museos de Berlín nos va a llevar un buen tiempo. Será tiempo bien invertido. 

19 oct. 2016

¿Como ven los extranjeros a Barcelona?

Últimamente se está hablando mucho de la masificación del turismo en Barcelona, que empieza a ser comparable con la situación de Venecia y que empieza a preocupar tanto al Ayuntamiento como a los vecinos de los barrios más visitados: Ciutat Vella, Born, Sagrada Família, Barceloneta, son zonas de la Ciudad Condal que en determinadas épocas del año se ven literalmente ocupadas por multitud de turistas con ganas de conocer la ciudad.
Muchos de estos turistas empezarán a regresar a sus casas con una imagen muy distinta de la que esperaban obtener en sus vacaciones a causa de esta masificación, pero hay otros extranjeros que también se han hecho su propia imagen mental de cómo es la capital catalana. Son los extranjeros residentes.
Un reciente estudio de la empresa Ok Apartamentos Barcelona ha encuestado a 850 extranjeros de 26 nacionalidades distintas que residen en Barcelona para conocer su opinión respecto a la ciudad y a los catalanes. 

¿Qué es lo que más gusta de Barcelona a los extranjeros? 

Algunos resultados son previsibles, pero otros son bastante sorprendentes.
El 79% de los encuestados, por ejemplo, se siente suficientemente bien acogidos por parte de los catalanes, con un  21% que ha tenido experiencias malas o muy malas en este sentido. 
En lo que solían estar de acuerdo es en lo que más les gusta de Barcelona. Las tres cosas principales son: Calidad de Vida (70%), Clima (67%) y Cultura (43%). Por detrás siguen el Mar, el Carácter de la Gente, el Ocio Nocturno y la Oferta Gastronómica. 
Lo que más gusta de Barcelona
No sorprende tampoco que el barrio favorito para vivir en Barcelona sea el bohemio Gràcia, aunque los rusos prefieren Sarrià Sant Gervasi y los suecos Poble Nou.
La unanimidad viene al hablar de las tradiciones y festividades, ya que para el 33% de los encuestados su fiesta favorita es la del día de Sant Jordi. Las tradiciones que le siguen son los Castellers, La Diada y el Correfocs.
Cultura y tradiciones de Barcelona

Podéis echar una ojeada completa al estudio de lo que más gusta de Barcelona a los extranjeros residentes en este enlace.
En donde hay unanimidad entre nacionalidades es en decidir lo que menos gusta de la ciudad condal: es su turismo masificado (ver el estudio aquí). 
¿Empieza a ser momento de regularlo?  

17 oct. 2016

POL NORD 6 a ELS VIATGERS DE LA GRAN ANACONDA

El passat 16 d'octubre vam seguir parlant, a Els Viatgers de la Gran Anaconda de Catalunya Ràdio, el programa dirigit per Toni Arbonès i referència sobre viatges a Catalunya, sobre l'expedició Últim Grau fins al Pol Nord.


A “Viatges per la història”, explorem el Pol Nord amb el periodista Jordi Canal-Soler. Josep Maria Romero ens trasllada a la ciutat xinesa de Jingdezhen a “Els viatgers de la Gran Anaconda en marxa”. Acabem el recorregut d’avui amb “El somni de Shitlalàh. El darrer sacrifici”, en companyia de l’editor i escriptor especialitzat en història i antropologia de la religió Agustí Pàniker.

Aquí pots escoltar el programa sencer:

16 oct. 2016

WEIMAR en BUEN VIAJE

Este mes de octubre se publica en la revista BUEN VIAJE mi artículo WEIMAR, cuna del romanticismo alemán, en las que describo las principales atracciones de la ciudad histórica de ALEMANIA, entre ellas, especialmente, los museos-casa dedicados a los dos genios de Weimar, Goethe y Schiller (que además comparten monumento en la plaza principal) y la casa del compositor Liszt.

BUEN VIAJE WEIMAR

Podéis leer el artículo entero aquí o aquí:

13 oct. 2016

QUE VER EN BIALOWIEZA, POLONIA

El Parque Nacional de Białowieża (o Bialowieza), en el este de Polonia, protege el último bosque primario de Europa. Sus árboles no han sido tocados por la mano del hombre y siguen igual desde hace 8.000 años. Su fauna y flora se cuentan entre las más espectaculares del continente, y su visita es ineludible para el amante de la naturaleza. 
QUE VER EN BIAŁOWIEŻA
Aquí te contamos:

QUÉ VER EN BIALOWIEZA

Un bosque variado

El bosque de Białowieża está formado por hasta cinco tipos de ambiente distinto en el que se cuentan hasta 26 especies de árboles, de los cuales el roble no es solo el más grande, sino también el más significativo. Los de aquí son centenarios y incluso en su muerte ayudan a la generación de la amplia biodiversidad del lugar.
Tronco caído en el bosque de Bialowieza
Un roble puede vivir hasta 600 años, pero tarde o temprano se hace viejo, se debilita y entonces una violenta tormenta o la caída de otro árbol lo hace caer. Pronto, su tronco se verá invadido por insectos, musgos y líquenes que irán transformando la vieja madera en humus ricos en minerales, aprovechado por nuevos árboles jóvenes que podrán crecer gracias a la luz que llegue por el claro creado en la copa de los árboles. Y así sucesivamente en un continuo ciclo vital en el que intervienen muchas de las especies del bosque. Y, de especies, hay millares.
Bosque de Bialowieza
Los científicos han encontrado en el Parque de Białowieża uno de los ecosistemas más ricos de Europa cuya biodiversidad puede equipararse a la de algunos biotopos tropicales: se distinguen hasta cinco variedades de bosque en Białowieża según la humedad del terreno o la presencia mayoritaria de robles, tilos, alisos, arces, fresnos, carpes,... Hay otras 55 especies de arbustos que cubren el sotobosque y que conviven con 3.000 especies de hongos, 400 de líquenes y 165 de musgos. La variedad de especies es tan grande aquí que el bosque nunca tiene una apariencia uniforme o monótona. Aquí un árbol caído, allá un conjunto de matorrales y acullá una poza con agua ennegrecida,…
Seta de madera en Bialowieza
Gran roble en Bialowieza
800 especies de plantas viven en el bosque y muchas de ellas son alimento para las cerca de 12.000 especies de invertebrados (de las cuales, por ejemplo, 1600 son mariposas y polillas nocturnas).


El sonido de las ranas (hay 10 especies de anfibios en Białowieża) y los pájaros (hasta 120 aves nidificantes) llena el bosque en primavera, y en verano y otoño los gritos de los mamíferos en celo (hasta 59 especies) anuncian la llegada del frío.

El bisonte, el rey de Białowieża

De todos estos animales, sin duda alguna la estrella de Białowieża es el bisonte europeo (Bison bonasus). El Parque Nacional de Białowieża es el último lugar de Europa donde los bisontes pueden pacer libremente en libertad. Pero aunque su población ronda los casi 1000 entre el lado polaco del Parque y su extensión en Bielorrusia, son animales difíciles de ver en verano, cuando los grupos de hembras y machos jóvenes viven en el interior de los bosques buscando protección y los machos adultos, más solitarios, se alejan y son difíciles de ver. En invierno, debido a la escasez de alimento, se acercan a las granjas e incluso entran en el pueblo. Pero en verano ver bisontes es casi imposible.
A no ser que se conozcan los lugares donde a primera hora de la mañana van a pacer en la hierba de los campos cercanos al Parque. Hay la posibilidad de contratar a guías alternativos que se conocen estos lugares. Se va con ellos en tu propio coche y te llevan a ver los lugares con más probabilidades de encontrar bisontes.
Campo en Bialowieza
Los bisontes se extinguieron de Bialowieza en 1919. Solo quedaban algunas docenas repartidos entre zoológicos y reservas. Regresaron en 1927 para empezar a criarlos, y ya antes de la Segunda Guerra Mundial había aquí un rebaño de 16 ejemplares. En 1952 se dejó en libertad a la primera pareja para que empezara a criar en libertad, y entre su descendencia y los otros liberados que le siguieron, ya llegan a los casi 500 bisontes en la región polaca del parque. En el lado de Bielorrusia habría unos cuatrocientos más, de manera que de los tres mil bisontes europeos existentes en todo el mundo, casi una tercera parte viven en Białowieża.
Los fui a ver con Silvia, una de las guías del parque. A las cuatro de la mañana empezamos la búsqueda en los diferentes campos que conocía Silvia. A pesar del frío, la noche y la humedad, persistimos y, ya casi al final de las cuatro horas, cuando ya había amanecido del todo, encontramos un grupo de sesenta bisontes en los linderos de uno de los campos cultivados cercanos al bosque del Parque. Aquí habían pasado la noche los bisontes y ya empezaban a desfilar hacia la protección de los árboles cuando llegamos para verlos. Majestuosos, inmensos (son los mamíferos terrestres más grandes de Europa) y muy peludos, me daban la sensación de encontrarme en otra época, en un pleistoceno.

Buscando bisontes en el bosque de Bialowieza

Białowieża, un Parque Nacional con historia

A la entrada del Parque Nacional, en un edificio moderno que alberga las oficinas, unas cuantas habitaciones para turistas, una gran sala de actos y el museo, se pueden ver unas cuantas fotos de la exposición sobre la historia del Parque. El edificio de hormigón y cristal del Parque ocupa exactamente el mismo espacio que ocupó hasta 1944 el palacio de caza del zar. Toda la extensión polaca y bielorrusa del Parque de Białowieża era coto privado de caza primero de los reyes polacos desde la Edad Media, y a partir de 1795, con el reparto del territorio, pasó a pertenecer a los zares de Rusia. Parece un contrasentido que la riqueza del Parque y el buen estado de sus poblaciones animales se deba al hecho de ser un coto de caza simplemente destinado a satisfacer las diversiones cinegéticas de los monarcas, pero así es. Y una de las principales razones es porque a pesar de que éstos organizaban grandes partidas de caza con sus invitados, éstas no eran demasiado frecuentes.
En 1845 se construyó la mansión del Gobernador de Grodno, una casa de madera ricamente decorada que todavía se mantiene en pie y que sirve como centro educativo. A finales del siglo XIX el zar mandó construir un gran palacio de caza que fue bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial y se incendió en 1944. Del complejo palaciego solo se salvaron algunas edificaciones, como la Puerta del Zar, la Casa de la Dirección, la Casa del Mariscal, la casa Jegierski, la Casa del Chófer, los Establos, la Casa del Baños y la iglesia, que es única en Polonia con sus iconas de porcelana.
Casa del gobernador de Grodno en Bialowieza

Białowieża, un pueblo salvaje

La proximidad del pueblo de Białowieża al Parque Nacional hace que se vean cosas curiosas en sus calles. En invierno es típico que los bisontes hambrientos se acerquen fácilmente a las casas buscando comida, y unas señales de tráfico únicas indican que hay que prestar atención a la posibilidad de encontrar bisontes en el asfalto.
Cartel de bisontes en el pueblo de Bialowieza
Con un poco de suerte, entre los platos de la carta de varios restaurantes del pueblo se podrá encontrar también un manjar suculento y único: carne de bisonte europeo.
Desde hace dos años la política del Parque (incluida la parte bielorrusa) es tener un máximo de 1000 bisontes para poder dar oportunidad también a las plantas para crecer. Como los bisontes no tienen depredadores naturales, el hombre tiene que controlar su población, así que se ha establecido un control para relocalizar al excedente en parques y reservas de Europa o cazar a los que no estén sanos ya sea por enfermedades contraídas en la naturaleza o por efectos de la poca diversidad genética de la población. Los animales sacrificados así no se desaprovechan, y su carne es vendida a los restaurantes de Białowieża para que los visitantes puedan degustarla en forma de bistecs, pirogi, ragout o steak tartar.  Así que al final de la jornada, después de pasearse por el bosque de Białowieża y haber podido observar alguno de los magníficos bisontes, lo mejor es ir a alguno de estos restaurantes, sentarse a la mesa y por un momento sentirse como uno de esos hombres prehistóricos que cazaban bisontes de estepa en la Europa pleistocénica. Bueno, quizá haya que hacer una concesión histórica y comérnoslo acompañado de una cerveza Żubr, la marca polaca con el bisonte como símbolo. Así entonces la satisfacción será doble.  
Steak tartar y cerveza Zubr en Bialowieza

11 oct. 2016

LESOTHO a APUNTS DE VIATGE

En l'episodi nº 24 del programa APUNTS DE VIATGE de NEWSCAT TV marxem a LESOTHO per a conèixer un dels països més curiosos de l'Àfrica. Es troba totalment envoltat per SUDÀFRICA i és un dels països més alts, amb tot el territori per sobre els 1400 metres d'alçada. Això fa que sigui molt muntanyós i que gran part dels poblats estiguin aïllats a les muntanyes. És el paradís dels amants del trekking i l'aventura i també per als apassionts de la història i l'etnologia, ja que al país hi viuen principalment sothos agrupats pel rei Moshoeshoe quan va crear el país. El seu nom significa el país dels qui parlen sesotho. 
Lesotho a Apunts de Viatge
Segueix al reporter, escriptor i fotògraf de viatges Jordi Canal-Soler en aquest viatge espectacular a un dels indrets més remots del nostre planeta. 
Deixa't transportar fins als racons més llunyans del nostre món amb els APUNTS DE VIATGE de Jordi Canal-Soler.


9 oct. 2016

ALASKA y CANADA en HISTORIA NG

En la revista HISTORIA NG de NATIONAL GEOGRAPHIC de octubre se publica mi artículo "Entre Alaska y Canadá: Los Españoles en el Gran Norte", en el que relato la historia de las exploraciones de la costa noroeste de América por los españoles hasta llegar a ALASKA y CANADÁ
El artículo se centra especialmente en el descubrimiento de la Isla de Nootka y las escaramuzas entre españoles, americanos, ingleses y rusos para conseguir hacerse con las tierras más al norte de California.
También me centro en la figura del explorador Juan Francisco de la Bodega y Quadra (pariente de Miguel de la Quadra Salcedo), gran artífice de la cartografía y descubrimientos españoles en el Pacífico nororiental y que terminó negociando la salida española al conflicto territorial con su homólogo George Vancouver. La isla de Vancouver debió de llamarse Isla de Quadra y Vancouver, pero el destino quiso que solo se conociera por el apellido del inglés.

HISTORIA NG, ALASKA y CANADÁ, Jordi Canal-Soler

7 oct. 2016

TORUN, LA CIUDAD DE COPÉRNICO

Quizá sea porque conocemos su nombre a través de la forma latinizada, pero poca gente sabe que el iniciador de la astronomía moderna, el hombre que formuló la teoría heliocéntrica del Sistema Solar, Nicolás Copérnico, era de Polonia. Y todavía es menos conocido que la ciudad que lo vio nacer en 1473, Torun (Toruń en polaco), es una de las ciudades más encantadoras de Polonia y está volcada a recordar a su hijo más célebre.
Torun, La Ciudad de Copérnico
Mikołaj Kopernik nació en esta pequeña ciudad del noroeste de Polonia en el si de una familia de mercaderes a finales del siglo XV, y gran parte de los edificios de la ciudad se mantienen intactos de esa época, especialmente en el centro histórico, lo que le ha valido a Torun el hecho de que la UNESCO incorporara en 1997 toda su arquitectura gótica dentro de la lista del Patrimonio de la Humanidad.
Torun es una ciudad comercial de la Liga Hanseática que nació en el siglo XI como un pequeño asentamiento junto al río Vístula. Después, a partir de 1233, los Caballeros Teutónicos (con sede en la vecina Malbork), la dinamizarían como uno de sus puestos comerciales, llamado inicialmente Thorn. Fueron los caballeros de la Orden quienes construyeron un castillo y las murallas para defender la ciudad, que pronto quedó tan pequeña con el influjo de mercaderes y artesanos llegados de todo el país que tuvieron que asentarse fuera de las murallas, surgiendo la Ciudad Nueva (Nowe Miasto) alrededor de la Ciudad Vieja (Stare Miasto)
Las dos ciudades finalmente se juntaron en el siglo XV cuando se derrumbaron parte de las murallas, y el centro de Torun conserva mucha de la arquitectura medieval. Estas son algunas de sus atracciones:

QUÉ VER EN TORUN

  • Ayuntamiento: ocupando el centro de la Plaza Vieja (Rynek Staromiejski), el gran edificio de ladrillos cuya torre se eleva hacia el cielo por encima de cualquier otro edificio de la ciudad, se encuentra el ayuntamiento, del siglo XIV. Conserva aún todo su esplendor gótico y es sin duda una de las grandes atracciones. Ya no se utiliza como sede municipal, sino que su interior está mayoritariamente ocupado por un interesante y completo Museo Regional. Puede subirse a la torre para obtener unas inmejorables vistas de la ciudad y el río. Junto al Ayuntamiento se encuentra la estatua más conocida de la ciudad, la que se instaló para honrar al hijo predilecto de Torun, Nicolás Copérnico.
Ayuntamiento de Torun
Subiendo al campanario del ayuntamiento de Torun
Vistas de Torun
Otras vistas de Torun
  • Casa de Nicolás Copérnico: en el número 15-17 de la calle que lleva su apellido, la casa de ladrillo que perteneció a la familia Copérnico de 1463 a 1480 es también una muy buena representación de cómo era una casa hanseática del siglo XV, con estrechos ventanales de arco gótico. Aquí nació el genio de Torun y vivió durante sus primeros años de vida. En el interior (reformado en los siglos sucesivos), se encuentra un museo con objetos relacionados con el astrónomo y que muestran cómo se vivía en la casa durante el renacimiento. La planta baja está ocupada por una cocina abierta y en los pisos superiores se muestra la oficina de un mercader y otras habitaciones más recientes. Libros, astrolabios y otros instrumentos científicos muestran como pudo ser la inspiración de Copérnico, aunque estudió en Cracovia e Italia y hay otros lugares en Polonia donde se le recuerda con objetos personales.
Casa de Copérnico en Torun
Cocina de la casa de Copérnico en Torun
Estudio en la casa de Copérnico en Torun
Instrumento en la casa de Copérnico en Torun
Libro en la casa de Copérnico en Torun
  • Casa bajo la estrella (Kamienica Pod Gwiazdą): es una de las más bellas residencias de la ciudad, una casa de origen gótico pero con una fachada totalmente reformada durante el barroco y cuyo extremo superior está ornamentado por una estrella.  
Casa bajo la estrella
  • Iglesia del Santo Espíritu: domina el centro de la plaza, aunque es del siglo XVIII y se construyó originalmente para la congregación protestante.
Iglesia del Santo Espíritu
  • Fuente de las ranas: A un costado de la plaza mayor, bajo la sombra de un árbol, se encuentra esta simpática fuente de 1914 en la que se representa a un joven músico tocando el violín, Janko Muzykant, en un pedestal central rodeado de varias ranas mirando hacia el centro de cuyas bocas salen chorros de agua hacia el interior. Es parte de una leyenda similar a la del flautista de Hamelín pero en versión violín y ranas en vez de ratas. Dice la leyenda que una vez vino una bruja a la ciudad que, al no ser bienvenida por la gente, echó una maldición que infestó la población de ranas. El alcalde ofreció un saco de oro y la mano de su hija a quien les librara de la invasión. Fue un simple muchacho que empezó a tocar su violín y las ranas le siguieron fuera de la ciudad.
Janko Muzikant
  • Planetario: es el complemento moderno para entender la figura de Copérnico en la historia de la ciencia. Ocupando un viejo tanque de gas, se trata de un complejo para 160 espectadores dotado de la última tecnología para realizar un viaje hacia el origen del Universo.
  • Catedral de San Juan Bautista y San Juan Evangelista: se encuentra muy cerca de la casa de Nicolás Copérnico y es la iglesia más grande e impresionante de la ciudad. Iniciada en 1260, se terminó de construir a finales del siglo XV usando únicamente ladrillos rojos. En su torre cuelga la Tuba Dei (la Trompeta de Dios), la segunda campana más grande de Polonia (la primera está en la Catedral de Wawel en Cracovia), con 7.238 kg, fundida en 1530. El reloj del siglo XV aún funciona. El interior es una mezcla de arcos góticos y multitud de altares barrocos. Junto a la pila bautismal, un busto de Copérnico y un cuadro con la cara del astrónomo indican que fue en esta iglesia donde el pequeño Nicolás fue bautizado.
Catedral de Torun
Retablos en la catedral de Torun
Busto de Copérnico en la catedral de Torun
  • Puerta del Puente: Todavía se conservan algunas de las puertas de la muralla original, y la del Puente es la más impresionante. Enfrente se encontraba el puente sobre el río Vístula, de 700 metros de largo, construido entre 1497 y 1500, y que sobrevivió durante tres siglos. 
Puerta del Puente
  • Paseo junto al Vístula: desde la Puerta del Puente, una zona acondicionada como paseo, con gradas que bajan hasta el agua y algunos bares con terraza, permiten disfrutar de un agradable paseo junto al río Vístula.
Paseo del Vístula

El paseo junto al río puede ser la mejor manera de terminar, de forma relajada, la excursión a lo largo de Torun, una ciudad vieja e histórica cuyo hijo más célebre, Nicolás Copérnico, hizo universal. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...