18 jul. 2017

Jordi Canal-Soler en BLASTING NEWS


El pasado 13 de julio se publicó en el portal de noticias BLASTING NEWS la entrevista que la periodista Pepa Martorell me hizo para hablar de mi trabajo como escritor y fotógrafo de viajes.

La entrevista se inicia con un vídeo en el que doy respuesta a la pregunta: ¿Cómo se pasa de viajero vocacional a viajero profesional? 

En una serie de tres posts poco a poco voy desgranando esta idea y todas las que giran alrededor del mundo profesional de los viajes, especialmente en como se empieza a gestionar la idea de poder trabajar viajando, viendo, documentando y relatando. 

Para quien desee conocer cuáles fueron mis inicios y mis métodos de trabajo, ahí va la entrevista:

1) Portada: el placer de viajar convertido en trabajo
2) ¿Por qué tenemos que repetir un destino que no nos haya gustado?
3) La clave del éxito de un viaje es la preparación previa













16 jul. 2017

TREKKING DE GHANDRUK en NEPAL

En el número de julio-agosto de la revista MAGELLAN se publica mi artículo "TREKKING en GHANDRUK, NEPAL", donde explico como es un trekking de tres días por uno de los recorridos más sencillos pero más escénicos de NEPAL, visitando pueblos de la etnia gurung y viendo las montañas del Annapurna. 
A lo largo de tres días el ascenso por los bosques frondosos nos lleva justo a los pies del Annapurna Sur y alguno de sus picos vecinos, mostrándonos todo el esplendor del Himalaya.

Puedes leer el artículo aquí: Artículo Trekking Ghandruk

Agradecimientos a los que hicieron posible este viaje:

14 jul. 2017

QUE VER EN BRATISLAVA, ESLOVAQUIA

A sólo 60 kilómetros de Viena, Bratislava parecería una ciudad más de Austria, pero es la capital de Eslovaquia y una ciudad con carácter propio. Comparte con la capital imperial su localización junto al río Danubio, pero Bratislava tiene un  feeling más medieval y provinciano.
Aquí te mostramos

QUE VER EN BRATISLAVA, ESLOVAQUIA

QUE VER EN BRATISLAVA, ESLOVAQUIA

Bratislava es una ciudad pequeña, justo en el borde occidental de Eslovaquia, a muy pocos kilómetros de la frontera con Austria, Hungría y República Checa. Quizá esa proximidad con tantos países le da el carácter internacional de sus calles, aunque conservan el típico aspecto centroeuropeo.

La ciudad Vieja de Bratislava

La vieja ciudad de Bratislava, de origen medieval, queda preservada alrededor de la plaza del Ayuntamiento, un conjunto de edificios del siglo XIV, especialmente su torre del 1370. En su interior se encuentra el museo más antiguo de la ciudad, el Museo de la Ciudad de Bratislava, de 1868, con exhibición de sala de torturas incluida. Se puede subir a la torre para poder obtener algunas vistas fabulosas de todo el centro de la ciudad.

Murallas de Bratislava y Puerta de San Miguel (Michalská brána)

De las antiguas murallas que rodeaban la ciudad vieja de Bratislava ya no queda nada. Solo queda una de las cuatro puertas que se abrían para dejar pasar carros y gente, la Puerta de San Miguel, bajo una impresionante torre con un reloj y rematada con una cúpula de cebolla resultado de las obras de reconstrucción realizadas en estilo barroco en 1758, a pesar de que la original data de 1300 y es por tanto el edificio más viejo de la ciudad que aún sigue en pie.
En su interior se exhibe la colección de armas del Museo de la Ciudad de Bratislava. La barbacana todavía se puede intuir, aunque fuertemente reconstruida con casas en vez de muralla.

Castillo de Bratislava (Pressburg Castle)

En lo alto de un pequeño monte de 85 metros de altura que domina la ciudad, el Castillo de Bratislava es visible desde casi cualquier rincón del casco antiguo. Se han encontrado restos de la Edad de Piedra entorno al castillo, evidenciando un uso muy lejano de este monte para vivir. El castillo en si es una edificación cuadrangular con cuatro torres, una en cada vértice del cuadrado, que le dan un aspecto macizo. Las torres datan del siglo XII, y en las paredes de las partes intermedias se ven añadidos de épocas posteriores (gótico, renacentista,…). Una entrada fortificada del siglo XVI da la bienvenida al recinto, que actúa como jardín de la ciudad.
Durante dos siglos a partir del siglo XV el castillo albergó las joyas de la corona de Hungría (cuando esta región pertenecía al país), pero ahora las joyas que se exhiben son las obras del Museo Nacional de Eslovaquia de sus salas. En las salas del primer piso se encuentran las dependencias del parlamento de Eslovaquia.
El castillo se quemó en 1811 y no fue hasta 1950 que fue reconstruido. 
En la parte posterior del castillo hay un jardín donde descansar entre flores y contemplar el castillo.  
Castillo de Bratislava, Eslovaquia
Jardín del Castillo de Bratislava, Eslovaquia

Palacio de Grassalkovich

La actual residencia del presidente de Eslovaquia es un fastuoso palacio que bordea la ciudad vieja de Bratislava. El Palacio de Grassalkovich fue construido en 1760 para el aristócrata húngaro Antal Grassalkovich, un gran amigo de la reina María Teresa. Amante de la música, el Conde Grassalkovich  recibía músicos de todo el imperio y algunos de ellos estrenaron sus obras aquí, como Joseph Haydn.
Palacio Grassalkovich, Bratislava, Eslovaquia

Catedral de San Martín de Bratislava

La Catedral de San Martín es la principal iglesia de Bratislava, construida en 1452 y de rito católico, de estilo gótico. Entre 1563 y 1830 fue la iglesia de coronación de los reyes de Hungría. Entre ellos María Teresa (en 1741), que gobernó sus dominios en Austria, Hunfría, Croacia, Bohemia, Transilvania, Mantua, Milan, Lodomeria y Galicia, Holanda austríaca y Parma desde el castillo de Bratislava.  
La sinagoga estaba junto a la catedral, pero fue demolida en los años 1970 para hacer sitio para la construcción del puente nuevo. 
La torre termina en una espira coronada por una réplica en oro de la Cruz de San Esteban (la Corona de Hungría), colocada allá en 1847. Pesa 150 kilos (8 de los cuales son de oro). 
Catedral de San Martín vista desde el Castillo de Bratislava, Eslovaquia

Iglesia de Santa Isabel (la Iglesia Azul)

La visión de la iglesia de Santa Isabel, con sus sinuosas formas y la pintura azul pastel bordeada de blanco puede producir tanto placer como disgusto, dependiendo de los gustos personales de cada cual.
Fue construida en 1913 por Ödön Lechner. Se la llama cariñosamente la Iglesia Azul, y está construida en el estilo arquitectónico húngaro secesionista, que es como se conoció en Eslovaquia el modernismo. Combina estucados con cerámicas, todas de azul claro. Al lado hay una escuela y una vicaría construídos en el mismo estilo.

Restaurante OVNI en el Puente

En medio del puente que atraviesa el Danubio frente a la ciudad vieja de Bratislava, el Puente del Levantamiento Nacional Eslovaco, una alta torre se culmina con una especie de platillo volante que en realidad es un restaurante con magníficas vistas tanto al río como a la ciudad. Se accede por ascensores que se abren al carril peatonal y para bicicletas al lado de los carriles centrales para automóviles.
El puente tiene 430 metros de largo y fue terminado en 1972. El ovni se levanta a 85 metros por encima del río. La carretera que se construyó para pasar por el puente destruyó la mayor parte del barrio judío de la ciudad, que se situaba bajo el castillo.
 

Teatro Nacional Eslovaco

Situado en la plaza Hviezdoslav, el edificio antiguo del Teatro Nacional Eslovaco se construyó entre 1885 y 1886 según los planos de los arquitectos Fellner & Helmer de Viena, especialistas con casi cuarenta teatros en diez otros países. Inicialmente representó obras húngaras, y solo a partir de 1920 pasó a llamarse Teatro Nacional Eslovaco. Justo enfrente se encuentra la fuente de Ganimedes. Frente al teatro también se encuentra una estatua del poeta nacionalista eslovaco Pavol Országh Hviezdoslav, héroe literario del país que marcó un antes y un después en el resurgimiento cultural de Eslovaquia.

Farmacia Salvator

La Farmacia Salvator es un edificio en estilo neo renacentista construido en 1904 para el farmacéutico Rudolf Adler, donde trasladó mobiliario del siglo XVIII de una antigua farmacia. Ésta cerró en 1996, pero los muebles aún siguen ahí y forman parte de una colección privada.
El nombre de Salvator viene de la estatua de Jesús que se encuentra en la fachada. 

Cumil, el operario de las cloacas de Bratislava

Desde 1997, una de las típicas fotografías que los turistas hacen en Bratislava es la de una escultura de bronce situada a nivel del suelo. Es de Cumil, el operario de las cloacas, que desde el borde de una entrada a ellas mira pasar a los transeúntes. En eslovaco significa “El que mira”, y se dice que o bien representa a un obrero de la época comunista poco preocupado por su trabajo o bien un voyeur a quien le gusta mirar por debajo de las faldas de las mujeres. Sea como sea, es la estatua más fotografiada de la ciudad y su ubicación, entre las calles Laurinská y Panská, siempre está llena de gente. 

Restaurante Flag Ship

El plato nacional eslovaco, una sopa de ajo que sirven en un pan entero a modo de olla, se llama Cesnaková Polievka y puede probarse en casi todos los restaurantes de Bratislava, pero entre ellos el más interesante seguramente sea el Flag Ship, con su gran salón y decenas de platos en su carta de menú.
Sopa de ajo en olla de pan, Bratislava, Eslovaquia
Cerveza eslovaca


Si no has visitado nunca Bratislava seguro que esta pequeña ciudad capital te va a encantar. ¿Lo pruebas? 

12 jul. 2017

Tubular INSECTA de WindXtreme, el complemento de viaje ideal

Mosquitos: esos bichitos incordiadores que pueden arruinarte un viaje o, con suerte, molestarte hasta la saciedad... Están casi en cualquier rincón del mundo y algunos de ellos tienen la probóscide muy, pero que muy afilada. Repelente, ropa larga, mosquiteras,... Todo lo que podamos llevar en nuestra maleta será poco si se trata de evitarlos. Por ello, cuando más prácticos y multiusos sean nuestros complementos durante un viaje, más llevaderos serán. 
El último grito en complementos de ropa para viajeros es el nuevo tubular INSECTA de WindXtreme, un práctico pañuelo multiusos que además de servirnos de bufanda, gorro y pasamontañas, lleva incorporado el repelente anti-insectos entre sus fibras que se va desprendiendo lentamente para protegernos de cualquier bicho inoportuno.
En mis viajes por el mundo no falta nunca este complemento, y después de haberlo probado en los bosques semipantanosos de Bialowieza en Polonia, buscando a los últimos bisontes europeos, y en la jungla de Chitwan, en Nepal, fotografiando rinocerontes, puedo decir que funcionan perfectamente.
Tanto si es para uno mismo como para regalar a algún amigo aventurero, los INSECTA de WindXtreme no pueden faltar entre los complementos del viajero. 


Tubular multifuncional de microfibra Drytex® Comfort con tratamiento antimosquitos insecta™ Insect Control Technology. 
- Elástico y sin costuras. 
- Alta transpirabilidad, manteniéndote fresco y seco. 
- Protección UV. 
- Tratamiento antibacterias Sanitized® AG, combate los malos olores y mantiene la prenda limpia más tiempo.

breathablenatural-elasticityseamlessuv-protectionsanitized









#ForAuthenticPeople #TeamWindXtreme

10 jul. 2017

BARRANCAS DEL COBRE en ZAZPI HAIZETARA

Este pasado junio se publicaba en la revista de viajes en euskera, ZAZPI HAIZETARA, un completo reportaje mío sobre las Barrancas del Cobre, un vasto sistema de cañones más grande y profundo que el Cañón de Colorado. Las Barrancas se encuentran en el norte de MÉXICO y el Tren del Chepe que las atraviesa traza un recorrido considerado como uno de los más espectaculares del mundo. Sus profundos valles son habitados desde hace siglos por la etnia Rarámuri, más conocidos como Tarahumara, y célebres por su capacidad de recorrer largas distancias corriendo con simples sandalias.
Descubre las Barrancas del Cobre leyendo el artículo aquí:  Artículo Barrancas del Cobre

9 jul. 2017

GUNA YALA en SOY CARIBE

En el número de julio de la revista SOY CARIBE se publica mi reportaje "GUNA YALA, el Paraíso de PANAMÁ" donde describo una estancia en una de las islas del antiguo archipélago de San Blas, ahora llamado Guna Yala, un conjunto de islas autónomas de Panamá

7 jul. 2017

QUE VER EN PLOVDIV, BULGARIA

La ciudad de Plovdiv, en Bulgaria, se encuentra a solo un par de horas de Sofia, la capital del país, pero no tienen nada que ver una con la otra, a pesar de ser las dos ciudades más grandes de Bulgaria.
Plovdiv es una ciudad más cercana al visitante, que ha mantenido más viva su historia y cuyas calles adoquinadas huelen todavía a siglos, a guerras, a gente y a riquezas pasadas.
En este post te enseñamos lo que hay 

QUE VER EN PLOVDIV (BULGARIA)

Que ver en Plovdiv, Bulgaria

El casco viejo de la ciudad de Plovdiv, en Bulgaria, se encuentra entre la parte baja y alta del monte Nebet Tepe, y es accesible fácilmente a pie. Los restos romanos, medievales, otomanos, modernistas y modernos se encuentran aquí y allá, mezclados en un aparente caos que realza la belleza histórica de la ciudad.
Y es que Plovdiv es pura historia: sus orígenes se remontan a hace 6.000 años, cosa que la convierten en una de las ciudades de Europa que ha sido habitada durante más tiempo. Cuando el padre de Alejandro Magno, Filipo II de Macedonia, la conquistó en el año 342 a.C. le cambió el nombre de Eumolpia por Philippopolis y cuando más tarde los tracios se independizaron le mantuvieron el nombre pero traduciéndolo a Pulpudeva.
En el 46 d.C. el emperador Claudio la incorporó al Imperio Romano, creció y los godos la quemaron entera en el 250. En el siglo IV ya había adquirido de nuevo el tamaño anterior. Varios reyes búlgaros se la disputaron y en 1371 finalmente entra en la etapa otomana, que duraría más de cinco siglos en finalizar.
No fue hasta 1878 que el ejército ruso liberó a Plovdiv y en 1885 se convirtió en el epicentro de la unificación búlgara.

Estadio romano de Plovdiv

El estadio romano de Plovdiv, del siglo II d.C., fue uno de los más grandes que los romanos construyeron en los Balcanes. Medía 240 metros de largo por 50 de ancho y permitía ver las carreras de cuadrigas hasta a 30.000 personas. Actualmente está medio enterrado entre las calles y plazas de la ciudad, pero se puede ver uno de sus extremos (y cruzar la puerta que utilizaban las cuadrigas) en la plaza Dzhumaya.
Entrada al estadio romano de Plovdiv
Ruinas en Plovdiv, Bulgaria

Teatro romano de Plovdiv

Por su buen estado de conservación, el teatro romano de Plovdiv es el monumento de la época romana más famoso de Bulgaria.
Construido en el año 90 d.C. Podía sentar entre 5.000 y 7.000 personas.
Aún hoy se utiliza para varios espectáculos y conciertos. 

Mezquita Dzhumaya

Quedan dos mezquitas en Plovdiv que dan testimonio de la época de 500 años bajo el dominio turco. La más emblemática de ellas es la Mezquita Dzhumaya, construida con ladrillos rojos entre 1363 y 1364 durante el reinado del sultán Murad I. Su fachada da justo frente a la parte conservada de la gradería del estadio romano, por lo que la plaza en al que se encuentran las dos, Dzhumaya, se puede considerar el centro de la ciudad y uno de los lugares con más historia. Su nombre viene de Ulu Dzhumaya, que significa Viernes Principal.
Mezquita Dzhumaya y estadio romano en Plovdiv, Bulgaria
Reloj solar en la mezquita Dzhumaya, Plovdiv, Bulgaria
Fuera de horas de plegaria se puede entrar a la mezquita, y justo junto a la entrada se encuentra un local turco donde se sirve café (al estilo turco, acompañado de un vaso de agua aromatizada con rosas), té y pastelillos baklava.  

Iglesia de la Virgen María

La Iglesia de la Virgen María (en concreto Iglesia Catedral de  la Dormición de la Virgen Maria) es la mayor iglesia de Nebet Tepe en Plovdiv. Ocupa el sitio en que se hallaba ya una pequeña iglesia del siglo IX, que fue renovada en el siglo XII convirtiéndose en parte de un monasterio que fue destruido por los turcos.
El presente edificio es de 1844 y se construyó como la iglesia principal de la ciudad. La iglesia tuvo gran importancia para la recuperación de la lengua búlgara en los servicios religiosos (los otomanos solo permitían el uso del griego). Aquí el 25 de diciembre de 1859 y el 10 de enero de 1860 el obispo Paisius de Plovdiv hizo la misa en búlgaro para denunciar al Patriarca Griego de Istanbul. Gracias a eso en 1870 se creó la iglesia autónoma búlgara.
El campanario de tres pisos es de 1881, con un texto que agradece la intervención de los rusos, que los liberaron de los otomanos el 4 de enero de 1878.
Iglesia de la Virgen María, Plovdiv, Bulgaria

Iglesia de San Constantino y Elena

Dedicada al emperador Constantino y su madre, en este lugar ya había una iglesia en el siglo IV, pero el fuego, guerras y reconstrucciones han hecho que la actual que la reemplaza sea de 1832, pero tiene el aliciente de los maravillosos frescos de Zahari Zograf, un pintor que vivió en la ciudad y considerado como uno de los grandes de la historia búlgara.
Iglesia de San Constantino y Elena, Plovdiv, Bulgaria

Museo Regional Etnográfico de Plovdiv (Casa Kuyumdzhioglu)

Ocupa la Casa Kuyumdzhioglu, una de las muchas casas de Nebet Tepe construidas en estilo barroco de Plovdiv. El edificio data de 1847 y es uno de los más bellos ejemplos de la arquitectura local, con una fachada ondulada y decorada. Perteneció a Argir Hristov Kyumdzhioglu, un mercader de telas que tenía una empresa en Viena. Su salón interior era una de las salas más grandes de la ciudad.
En 1878 su propietario se fue a vivir a Istanbul y la casa pasó por varias manos, hasta que en 1938 el ayuntamiento la compró, la arregló y abrió sus puertas en 1943 como mueso etnográfico. Actualmente el museo tiene más de 40.000 objetos entre vestidos tradicionales, herramientas de varios oficios, fotografías, muebles, decoraciones,….

Montaña de Nebet Tepe

Desde lo alto de Nebet Tepe (la Colina de los Guardias, en turco), en medio de la cudad vieja de Plovdiv, se ven varias de las ruinas de la ciudadela que defendía esta posición. Más allá nos encontramos con las viejas casas de la ciudad antigua, y más allá del río Maritsa las construcciones nuevas. Muy cerca se encuentra un restaurante tradicional que cuenta con una de las mejores vistas de la ciudad y donde se pueden degustar platos tradicionales, como queso empanado o hígados encebollados.   

Capital Cultural del 2019

En 2014 se escogió a Plovdiv como Capital Cultural Europea para 2019 así que con su historia, su arte, su arquitectura y ahora el aliciente de la capitalidad cultural se convertirá en breve en uno de los grandes destinos de Europa.

¿Aún no la visitaste? ¿A qué esperas?! 

Plovdiv 2019, Capital Cultural de Europa, Bulgaria
Calle comercial de Plovdiv, Bulgaria
Calle en Plovdiv, Bulgaria
Estatua en Plovdiv, Bulgaria
Otra estatua en Plovdiv, Bulgaria
Paredes decoradas en Plovdiv, Bulgaria
Plaza en Plovdiv, Bulgaria


3 jul. 2017

ELS DOGON I L'ESTRELLA SÍRIUS

El proper dijous 6 de juliol participo un any més als SOPARS AMB ESTRELLES organitzat per Sternalia i que combinen un sopar a la fresca amb una de les millors vistes de Barcelona, una conferència, la visita guiada a l'Observatori Fabra i l'observació d'algun element del cel amb el telescopi de l'observatori.
Aquest any hi participo amb la conferència ELS DOGÓN DE MALI I L'ESTRELLA SÍRIUS:
Al penya-segat de Bandiagara, a l'Est de Mali, els Dogón són un dels últims pobles tradicionals de l'Àfrica Occidental. Els antropòlegs que els van començar a estudiar van descobrir que aquest poble tradicional semblava tenir coneixements astronòmics impossibles sense els instruments adequats. Què tenien d'especial els Dogón? Quina era la seva relació especial amb l'estrella Sírius? Desvetllarem un dels grans misteris de l'antropologia africana...    

29 jun. 2017

QUE VER EN SOFIA, BULGARIA

La ciudad de Sofía, la capital de Bulgaria, es una de esas ciudades a las que todo el mundo suena porque alguna vez tuvo que aprenderse las capitales de Europa de memoria pero que casi nadie sabe exactamente qué hay en ella. Lo más búlgaro que nos suena, además del yogur, es Hristo Stoichkov, así que seguro que una visita a Sofía nos sorprenderá por todo lo que tiene esta ciudad casi desconocida.
Que ver en Sofia, Bulgaria

En esta entrada te explicamos

QUE VER EN SOFIA

Ruinas romanas de Sofía

Para conocer la parte más antigua de Sofía basta con ir al centro de la ciudad. Hace unos años cuando se expandió la estación de metro de Serdika se encontró lo que era un fragmento de la ciudad romana, con su calle, algunas casas e incluso unos baños públicos. En el andén de la estación se conservan en vitrinas algunos de los objetos que se encontraron, como si fuera un muse, y mientras los pasajeros esperan el siguiente tren se pueden distraer y aprender historia a la vez. En los pasillos y accesos a la estación también se encuentran algunas ruinas tapadas por cristales, pero donde realmente se puede apreciar el tamaño e importancia de las ruinas es afuera, en la calle, donde se ha dejado al descubierto parte de esta ciudad romana. La estación de metro toma el nombre de la población de Serdica, habitada por la tribu Serdi de los tracios. El rey Filipo de Macedonia y su hijo Alejandro Magno conquistaron la ciudad en el siglo IV a.C., pero no sería hasta el 29 a.C. que los romanos llegarían para quedarse. Renombraron la ciudad como Ulpia Serdica y ya entonces reconocieron su importancia dentro de la región. Es esta ciudad romana la que se puede ver al exterior. Se conservan unas ocho calles de entonces, perfectamente delineadas con bajos muros entre ellas ahí donde había las casas. Algunos tienen incluso suelos de mosaico. Se ve también una basílica cristiana, unas letrinas públicas e incluso las cañerías que llevaban agua para limpiarlas. La mayoría de las ruinas son del siglo IV a IV d.C., pero hay algunas cosas incluso más antiguas.
Ruinas de Ulpia Serdica, Sofia, Bulgaria

Iglesia de San Jorge

De esa época es el edificio más antiguo de Sofía que aún se mantiene en pie. Se trata de la Iglesia de San Jorge, una construcción de ladrillo rojo que se levanta sobre otras ruinas y está enclaustrada por el edificio de la presidencia. Parece ser que se construyó inicialmente como un templo pagano en 313 d.C. se convirtió en baptisterio para poder dar cabida a todas las conversiones derivadas del Edicto de Milán. Posteriormente con la conquista otomana se convirtió en una mezquita y se le construyó un almenar al lado, pero con la liberación y la llegada del siglo XIX se derrocó el minarete y se reconstruyó el interior a su forma original.
Hoy en día es la iglesia patrona de los soldados por la figura de San Jorge.
Alrededor se encuentran las ruinas de una gran villa que se cree que perteneció al emperador Constantino el Grande, quien llamó a Serdica “mi Roma”.
Iglesia de San Jorge, Sofia, Bulgaria

Presidencia de Bulgaria

La Iglesia de San Jorge se encuentra dentro del patio interior del edificio de la Presidencia, donde tiene el despacho el presidente de la República de Bulgaria. Es por ello que afuera un par de guardias con uniforme de gala guardan la puerta y en el interior se ven otros dos guardias que custodian la bandera. Cada hora se puede ver el cambio de guardia, bastante movido.
Guarda presidencial, Sofia, Bulgaria

Sede del Partido Comunista

Frente al edificio de la presidencia se encuentra la Sede del Partido Comunista, un edificio del clasicismo stalinista construido por los rusos en los años 50. Antes su alta espira estaba coronada por una gran estrella roja que fue retirada después de la caída del comunismo.
Sede del Partido Comunista, Sofia, Bulgaria

Estatua de Santa Sofía

En la plaza Nedelya, en el centro de Sofía se había erigido la estatua de Lenin en un alto pedestal justo enfrente del edificio del Partido Comunista. A raíz de la caída del comunismo se derrocó a Lenin y en el año 2000 fue sustituido por la estatua de Santa Sofía (Sveta Sofia), una mujer con los brazos abiertos que da la bienvenida a la ciudad. Tiene 8 metros de altura y llega hasta los 22 en una columna, pero la escultura tuvo un poco de revuelo debido a su erotismo y reminiscencias paganas. El escultor Georgi Chapkanov la ornamentó con una corona de oro y le puso unos laureles y un búho en los brazos, de manera que al público se le hizo poco “santa” y quedó, simplemente, como Sofia.  

Iglesia Sveta Petka

La pequeña iglesia de Santa Petka (Sveta Petka) se encuentra semienterrada en el acceso al metro de Serdika, cerca de las ruinas de la ciudad romana. Se construyó en el siglo XVI, bajo dominio otomano, que restringían mucho las dimensiones de las iglesias permitidas. Su interior es muy oscuro y se accede por la cripta, pero debido a sus dimensiones y a la leyenda que dice que en ella fue enterrado el héroe nacional búlgaro Vasil Levski merece la pena de visitar.
Iglesia Sveta Petka, Sofia, Bulgaria

Mezquita turca de Banya Bashii

Cuando los otomanos se hicieron con el país en 1382 Sofia, modificaron sus construcciones y convirtieron a la ciudad en la capital de la provincia de Rumelia. Construyeron fuentes y baños y decenas de mezquitas. En el siglo XVII había en la ciudad once grandes mezquitas y otras cien más pequeñas. La única que se conserva es la de Banya Bashi, junto a la estación de Serdika y aún en servicio. Se construyó en 1566 con técnicas avanzadas que le permitieron tener una cúpula de quince metros de diámetro. Su nombre, que significa muchos baños, tiene sentido por encontrarse frente a una de las fuentes termales de la ciudad
Mezquita Banya Bashii, Sofia, Bulgaria

Baños públicos y fuentes de Sofia

Los baños centrales de Sofia ocupan un edificio de principios del siglo XX que ahora tiene funciones administrativas pero que son un reflejo de la abundancia de aguas termales de la ciudad. A su lado, unas fuentes por donde todavía brota el agua sulfurosa y caliente son visitadas a diario y a todas horas por ciudadanos cargados con botellas vacías para llenarlas con el agua beneficiosa.
Baños públicos, Sofia, Bulgaria

Iglesia de Santa Sofia

Es la segunda iglesia más vieja de Sofia, del siglo VI, contemporánea de su homónima en Constantinopla, y a pesar de que durante la dominación otomana fue convertida en mezquita, actualmente se ha recuperado todo su esplendor pasado como iglesia original. La campana, eso sí, continúa estando colgada del árbol frente a la iglesia.    

Catedral Alexander Nevsky

Que la catedral de Sofía lleve el nombre de un santo ruso y que haya sido construida a finales del siglo XIX no tiene nada de extraño. Después de la expulsión de los otomanos y la recuperación del país como entidad independiente los búlgaros quisieron agradecer a los soldados rusos que ayudaron a la liberación construyendo esta gran iglesia catedral en su memoria y en honor de su santo patrón, Alexander Nevsky.
Se dice que en su interior caben 10.000 personas de pie.
Catedral Alexander Nevsky, Sofia, Bulgaria

Calle Vitosha Boulevard

La más comercial de todas sus calles, peatonal y llena de tiendas de primera línea, restaurantes y terrazas, Vitosha es la calle donde ir a pasear a cualquier hora del día. También es donde más abundan las tiendas de souvenirs, que tienen en su interior, y como producto estrella, todo tipo de variedad fabricado entorno a las rosas que se cultivan en Bulgaria: perfumes, imanes, cojines, aceites esenciales,…

Si no conocías antes Sofia, no lo dudes más y busca tu billete de avión para ir a conocer la capital de Bulgaria. Seguro que no te defraudará.
-----------------------------------------------------------------------
Muchas gracias a Cvetan Lazarov de Sofia Tourism Administration por su inestimable ayuda en destino.
-----------------------------------------------------------------------

Si te gusta la radio quizá quieras escuchar este programa especial sobre Sofiaque grabamos en el programa LA BUENA TARDE de RPA:

25 jun. 2017

CARTAGENA DE INDIAS, COLOMBIA, en BUEN VIAJE

Este mes de junio se publicó en la Revista BUEN VIAJE mi artículo sobre la ciudad de CARTAGENA DE INDIAS, en COLOMBIA, en la que describo algunos de los atractivos de esta ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por su arquitectura colonial perfectamente preservada. 
Cartagena de Indias

23 jun. 2017

QUE VER EN EL MONASTERIO DE RILA (BULGARIA)

Situado a casi 120 kilómetros al sur de Sofia, el monasterio de San Juan de Rila no es solo uno de los monumentos más importantes de Bulgaria, sino también el mayor y más conocido de la iglesia ortodoxa. Su ubicación entre las montañas de Rila y su gran extensión y profusión decorativa lo convierten además en una de las grandes atracciones turísticas de Bulgaria.
Iglesia de San Juan de Rila
En este post te enseñamos lo que hay

QUE VER EN EL MONASTERIO DE RILA (BULGARIA)


Dice la historia que San Juan de Rila (Iván Rilski) fue el primer ermitaño búlgaro. Los animales salvajes se le acercaban sin temor y los pájaros venían a comer de su mano. Había sido pastor de ovejas de joven, pero a los 25 decidió serlo de almas. Se ordenó monje pero decidió vivir una vida de solitud y plegaria. Los varios milagros que hizo para ayudar a las personas le crearon una gran cantidad de seguidores que él no quería, pero sus más allegados decidieron fundar en el año 927 el monasterio que lleva su nombre muy cerca de la cueva en la que él habitaba. El mismo zar Pedro I oyó acerca de esos milagros y fue a visitarlo con regalos, pero el santo no accedió a hablar con el rey por temor a caer en la vanidad y el orgullo, y devolviéndole la plata y el oro que le quería regalar, solo le aceptó un poco de comida. Al rey le gustó ese gesto y ayudó financieramente a la creación del monasterio. Posteriormente todos los reyes búlgaros (exceptuando el interludio otomano) hicieron grandes donaciones al monasterio para expandirlo y convirtiéndolo en el gran centro cultural y espiritual de Bulgaria entre los siglos XII y XIV.
Actualmente San Iván de Rila es el santo patrón de Bulgaria y el monasterio inspiró está en la Lista del Patrimonio de la Humanidadde la UNESCO.
Puerta y frescos en la iglesia de san Juan de Rila
Frescos en san Juan de Rila

EL RECINTO DEL MONASTERIO DE RILA

El monasterio de Rila consiste en un recinto amurallado con un gran patio interior. En el perímetro, situados en 4 pisos, se hallan más de 300 habitaciones, cuatro capillas, la habitación del abad, una cocina y una biblioteca con más de 250 manuscritos y 9.000 libros antiguos.
En el museo del monasterio se encuentra la famosa cruz de Rafail, un gran crucifijo esculpido con 104 escenas religiosas y 650 miniaturas que un monje llamado Rafail tardó doce años en realizar con pequeños buriles. Justo al completarla quedó ciego del esfuerzo.
Entrada al monasterio de San Juan de Rila

LA TORRE HRELJA EN RILA

Durante toda su historia el monasterio de Rila ha ido sufriendo ampliaciones, destrucciones y reparaciones. La parte más vieja de todo el conjunto es la Torre Hrelja, un magnífico edificio cuadrado de 23 metros de alto construido entre 1334 y 1335 con ladrillo rojo. Fue construida por Stefan Dragovol (llamado Hrelja), un señor feudal macedonio que sirvió a los reyes serbios pero que su devoción al santo le hizo reconstruir el monasterio.
Diseñada como elemento defensivo, el acceso es por una puerta elevada a la que hay que subir por una escalera de madera exterior. Una vez dentro, hay una sala grande en cada planta (hay cinco, algunas incluso con retrete) a las que se accede por escaleras internas, y en la superior incluso hay una capilla dedicada a la Transfiguración de Cristo con frescos del siglo XIV.
Desde la galería superior se obtiene una de las mejores vista de todo el conjunto del monasterio, ya que la torre se encuentra en medio del conjunto, al lado de la iglesia principal y superando la altura de sus cinco cúpulas.
Torre Hrelja en el monasterio de Rila

LA IGLESIA DE SAN JUAN DE RILA

En 1833 el fuego destruyó la iglesia de San Juan de Rila y gran parte del monasterio. Con gran esfuerzo económico de búlgaros ricos de todo el mundo el monasterio fue reconstruido entre 1834 y 1862, y las obras fueron dirigidas por el arquitecto Alex Rilets. Pavel Ioanov se encargó de la iglesia principal. Era la época del renacimiento nacional búlgaro y quisieron convertir al monasterio de Rila en el más bello ejemplo de la capacidad del arte búlgaro: todas las paredes, tanto internas como externas, de la iglesia principal están literalmente llenas de iconas y pinturas de exquisito detalle hechas por varios artistas de Bansko, Samokov, Razlog incluyendo los hermanos Zahari y Dimitar Zograf. Cuatro artistas escultores tardaron cinco años parta completar el famoso iconostasis de la iglesia, uno de los más finos de Bulgaria.


PERSONAJES FAMOSOS EN EL MONASTERIO DE RILA

Algunos habitantes del monasterio también aportaron muchísimo a la cultura búlgara: Neofit Rilski, abad del monasterio a mitad del siglo XIX, fue profesor de la escuela instalada en el recinto y el autor de la primera gramática moderna del búlgaro y la primera traducción de la Biblia al búlgaro. Durante el siglo XIX también fue un lugar para esconder a algunos de los revolucionarios que buscaban independizarse del imperio otomano, como Vassil Levski, Gotse Delchev y Peyo Yavorov.   
En la iglesia está enterrado el rey Boris III de Bulgaria (el padre del último rey), que murió bajo extrañas circunstancias en 1943 después de no hacer caso a Hitler, que quería que le entregara los judíos búlgaros. 

Si aún no conoces el monasterio de Rila no puedes perdértelo en tu próximo viaje a Bulgaria. Conocerás así uno de los monumentos más emblemáticos del país y una obra de arte que, a pesar de sus años, sigue manteniendo su interés turístico. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...