30 dic. 2016

AÑO NUEVO MUSICAL EN VIENA

Se acerca el fin del año 2016 y el Año Nuevo 2017, y a parte del encuentro con amigos y familiares para despedir el año con campanadas y uvas, hay otra tradición que se repite, año tras año, en enero, y de la que participan más de mil millones de personas en más de 80 países. Se trata del Concierto de Año Nuevo de Viena (Das Neujahrskonzert der Wiener Philharmoniker), un concierto de música clásica que cada año se realiza en la Musikverein de Viena, Austria, y que es emitido en directo por las televisiones de varios países del mundo. 
Concierto de año nuevo de Viena
Musikverein
La tradición se remonta a 1939, cuando el 31 de diciembre la Orquesta Filarmónica de Viena realizó un concierto extraordinario fuera de calendario. Dos años después empezó ya a realizarse para Año Nuevo y recibió formalmente su titulo actual. Los directores que han pasado por su batuta han sido unos cuantos ya. Hasta mediados de los 80 solían ser repetitivos y longevos, con nombres como Clemens Krauss, Josef Krips, Lorin Maazel o Will Boskowsky (quien dirigió el concierto durante 25 años). Posteriormente se fueron invitando a directores ajenos que han ido salteando y entre los que destacan nombres como Herbert von Karajan, Claudio Abbado, Zubin Mehta o Daniel Barenboim. En 2017 será el venezolano Gustavo Dudamel el encargado de dirigir el Concierto de Año Nuevo de Viena, convirtiéndose, a los 35 años, en el más joven en dirigir el concierto.
Desde 1959 el concierto se emite por televisión, llegando a la audiencia de mil millones de personas y facilitando también que pueda ser visto por cualquier persona, ya que in situ la escasez de localidades obliga a realizar sorteos para acceder al Musikverein y las entradas pueden dispararse hasta llegar a más de 1.000 euros por asiento.
La tradición ya cuenta con que el repertorio musical del Concierto de Año Nuevo de Viena será uno determinado: principalmente se tocan piezas de la familia Strauss (Johann Strauss padre, hijo, Josef Strauss y Eduard Strauss). Cuando termina el concierto, siempre se tocan algunas piezas extra, pero desde 1958 se termina invariablemente con el vals El Danubio Azul de Johann Strauss hijo y la Marcha Radetzky, de Johann Strauss padre.
Las flores que decoran el órgano de la sala vienen cada año regaladas por la ciudad de San Remo, en Italia.

Para continuar con un Año Nuevo musical en Viena lo mejor que se puede hacer es visitar alguna de las casas de famosos compositores que se han convertido en museos de la capital austríaca:

-Museo Beethoven (Pasqualatihaus): En realidad Beethoven tuvo residencia en muchas casas de Viena durante los 35 años que vivió aquí, pero la de Pasqualatihaus ha sido acondicionada como museo. Data del siglo XVIII y era un bloque de pisos en el que Beethoven tenía habitaciones en el cuarto piso. Aquí vivió ocho años y trabajó en sus sinfonías 4ª, 5ª, 7ª y 8ª, y especialmente en su ópera Fidelio. En el pequeño museo se encuentran algunos objetos de uso personal del compositor, un piano, documentos y varios cuadros de él o familiares, entre los cuales destaca el retrato de 1805 pintado por Willibrord Joseph Mähler.
Beethoven Pasqualatihaus

-Casa de Mozart en Viena (Mozarthaus): aquí vivieron Mozart y su familia de 1784 a 1787, mientras escribió su gran ópera Las bodas de Fígaro y tres de los seis Quartetos Haydn.  Es el más grande y lujoso apartamento que ocupó Mozart en su vida, y el único que se mantiene intacto, por lo que pasear por sus salas es como visitar al compositor mientras estaba trabajando en sus obras. Hay cuatro grandes salas, dos más pequeñas y una cocina, amobladas con muebles de la época y vitrinas donde se muestran documentos y objetos personales. Quizá la pieza más interesante es un reloj musical de 1790 que toca una variación de su obra KV 616, Andante para un cilindro en órgano pequeño, que parece ser que Mozart escribió a propósito para el mismo reloj.
flötenuhr-zimmer

-Museo Strauss (Strauss Museum Wien): si una familia está ligada al pasado musical de Viena es sin duda la de los Strauss, y tienen su museo en Viena. A través de documentos y objetos personales se traza la vida y obra de sus componentes: Johann Strauss padre e hijo, Josef Strauss y Eduard Strauss. Unas audioguías permiten explorar hasta 14 salas temáticas que van desde la invención del vals hasta la expansión musical de Viena.
Strauss Museum

-Casa de la Música (Hausder Musik): se trata de un museo interactivo del sonido que permite jugar con la música incluso de manera científica. Desde hace quince años entusiasma tanto a visitantes ocasionales como a músicos expertos con sus salas dedicadas a la Filarmónica de Viena, al descubrimiento musical y a las nuevas tendencias. El museo busca especialmente investigar otras opciones de aprendizaje musical fuera de la educación clásica. En 2015 se firmó un acuerdo para replicar el museo en México, convirtiendo la Casa de la Música de allá en el primero de los desarrollos internacionales de la Haus der Musik.
Haus der Musik

Sin duda alguna para melómanos y amantes de la música clásica Viena es un polo de atracción siempre, pero para estas fechas de Año Nuevo, Viena es la capital musical de Europa y, quizás, del mundo.

Para más información:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...