26 abr. 2016

BALI, LA ISLA DE LOS DIOSES

Bali es la única isla de Indonesia de religión mayoritariamente hinduista y esto se nota en la vida, la cultura, la arquitectura y hasta en la comida. Apodada como La Isla de los Dioses, Bali es un paraíso natural volcado en su religiosidad.
BALI, La Isla de los Dioses
Cada mañana, el olor del incienso y la fragancia de las flores de las ofrendas a los dioses se mezcla con el aire fresco que baja de las montañas. De las casi catorce mil islas que conforman Indonesia, Bali no es la más grande ni la más poblada, pero tiene algo que la hace especial: en un país de mayoría musulmana, Bali es la única donde se practica la religión hindú.

El hinduismo en BALI

Y de todo Bali, el mejor lugar para conocer la cultura ancestral ligada al hinduismo es en la ciudad de Ubud. Entre arrozales escalonados trabajados todavía con herramientas manuales y arados tirados por bueyes, Ubud conserva en sus calles el aspecto de una vieja ciudad hinduista con sus innumerables templos llenos de esculturas de guardianes enojados y dioses elegantes. 
Campos de arroz escalonados en las montañas
Campos de arroz cerca de Ubud
En el centro de la ciudad, entre jardines frondosos, los edificios ricamente decorados del Palacio Real (Puri Saren) sirven de escenario para la representación de danzas tradicionales, parte ineludible de la cultura balinesa y ensayadas a diario para dominar las complejidades de una técnica extremadamente sutil. 
Bailarinas de Legong

En los jardines también ensayan las orquestras de gamelán, compuestas por gongs, xilofones y tambores. Una de las danzas más interpretadas es la del mítico Barong, el rey de los espíritus que, con cara de león y cuerpo lanudo, defiende a la humanidad de las fechorías de la bruja Rangda.

BALI, La isla de los templos

La máxima expresión de la religiosidad hindú la encontramos en el gran templo de Pura Besakih, el mayor de toda la isla y el más sagrado. A los pies del volcán Agung, el templo es un recinto gigantesco de veintitrés áreas interconectadas y distribuidas en seis terrazas distintas. Con varias pagodas que se elevan hacia el cielo, Pura Besakih es la mejor representación de la arquitectura hinduista balinesa y una excelente muestra de la veneración que los balineses tienen por sus dioses. Hasta la misma montaña pareció respetar al templo cuando en 1963 erupcionó por última vez y la lava pasó a solo unos metros de los muros del templo.
Cúpulas en el Templo de Pura Besakih
Ofrendas en Templo de Pura Besakih
La carretera da la vuelta por la isla y retorna a Ubud pasando por el lago de Bratan, en el interior de la caldera de un volcán extinguido. Aquí se encuentra uno de los templos más bellos de Bali, Pura Ulun Danu Bratan, consagrado desde 1663 a Dewi Danu, la diosa de los lagos y ríos. En una pequeña isla del lago se levanta la pequeña pagoda que eleva al cielo las plegarias de los fieles.
Templo de Pura Ulun Danu Bratan

También aquí hay ofrendas. No ha de extrañar: con un clima tropical, agua en abundancia y una tierra volcánica muy fértil, la isla de Bali es sin duda un paraíso en la tierra. Y sus habitantes, conscientes de que se lo deben a sus dioses, les dan las gracias a diario…  

¿Y tú? ¿Ya visitaste BALI?

Puedes escuchar las recomendaciones para visitar Bali que dimos en el programa que le dedicamos en La Buena Tarde de Radio Asturias:
LA_MALETA_LA_BUENA_TARDE_-_RTPA_-_BALI.mp3

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...