23 sept. 2016

QUE VER EN GDANSK

Dicen que una de las razones para que Hitler invadiera Polonia fue apoderarse del puerto de Gdansk, Danzig, como lo llaman los alemanes. La noche del 1 de septiembre de 1939, las tropas nazis capturaron esta ciudad al borde del mar Báltico por una razón: es uno de los puertos más importantes de este mar.
Nació a finales del siglo X a partir de un castillo construido por el rey Miecislao I de Polonia. Floreció como centro mercantil del comercio entre Escandinavia y Europa, y de 1308 a 1454 formó parte del dominio teutón centrado en el vecino castillo de Malbork. Volvió a Polonia hasta que el país se dividió en el siglo XVIII y pasó a Prusia de 1772 a 1920, para entonces pasar a ser una ciudad libre bajo la tutela de la Sociedad de Naciones hasta 1939, cuando la capturaron los nazis.
Con todo este cambiar de manos en su historia es evidente que Gdansk tiene mucho para contar al viajero que la visite. Aquí explicamos algunas de sus mayores atracciones:
Gdansk

QUÉ VER EN GDANSK

Aunque es una ciudad abierta al Báltico, se encuentra al margen del río Motlawa y no al lado del mar, cosa que determina una zona portuaria muy tranquila pero dinámica a su vez. Después de la segunda guerra mundial se reconstruyeron muchos de sus edificios más emblemáticos, muchos de los cuales tienen un aire holandés por su relación con las otras ciudades de la Liga Hanseática, de la cual Gdansk formó parte y con las que hacían intercambios comerciales.
Por ello el frente portuario de Gdansk tiene todavía hoy un aspecto muy comercial, habiéndose conservado el aspecto medieval original de la población.

Ruta real

La Ruta Real transcurre por la calle peatonal más transitada de la ciudad y donde se concentran la mayor parte de los edificios históricos, a lo largo de la calle Dluga, y pasa por varias puertas ornamentadas, como la Puerta Alta o la Puerta Dorada. La mayor parte de los edificios de la calle pertenecieron a mercaderes y burgueses enriquecidos que quisieron decorarlos en estilo flamenco o alemán.
Casas holandesas en Gdansk
Golden Gate Gdansk
Al llegar al ayuntamiento, del siglo XIV y con una gran torre rematada con un campanario barroco, la calle se ensancha en una plaza en la que se erige el símbolo de la ciudad, la Fuente de Neptuno, con su tridente. Neptuno fue el símbolo de la ciudad por su relación marinera, y a la que el dios del mar parecía bendecir con riquezas innumerables.

La fuente se encuentra delante de Artus Court, lo que había sido el edificio donde se encontraban los mercaderes para discutir sobre sus negocios.

El Museo del Ámbar

Una de las riquezas de Gdansk fue el ámbar, la resina fosilizada de árboles prehistóricos que se encuentra en las playas cercanas después de las tormentas. Polonia es uno de los principales productores del mundo, y Gdansk su capital mundial, por lo que la visita al Museo del Ámbar de la ciudad es una cita ineludible para entender la historia que hay detrás de este fósil-joya.
El museo además se ubica en una de las torres de la antigua ciudad fortificada, en la Puerta de Fore, un edificio del siglo XIV con muchas escaleras pero que añaden el encanto de un recinto histórico a una colección impresionante de trozos de ámbar no solo de tamaños y calidades distintas, sino también con todo tipo de inclusiones, desde los típicos insectos hasta una de las pocas lagartijas aprisionadas en resina fósil del mundo.

Torre-Grúa medieval

Una de las joyas de Gdansk es la Torre-Grúa (llamada Zuraw en polaco) de origen medieval. Servía para descargar las barcazas de mercancías, pero a su vez tuvo también una función defensiva ante ataques marinos. Ya se menciona en 1367 y fue la grúa más grande de Europa en el medievo. Una segunda grúa se montó en el interior todavía más alta superando los 11 metros de posibilidad de elevación hasta los 27 actuales. En el siglo XIX dejó de utilizarse en beneficio de las grúas motorizadas, ya que el mecanismo interior era con propulsión humana andando por dentro de una rueda como los hámsters.
Ahora actualmente forma parte del Museo Marítimo.
Grua Gdansk

Museo Marítimo

Como ciudad vinculada totalmente al mar, Gdansk posee una colección impresionante de recuerdos marinos, todos ellos expuestos en el magnífico Museo Marítimo. 
Una de las atracciones del Museo Marítimo de Gdansk es la visita al Soldek, el primer barco fabricado en Polonia después de la Segunda Guerra Mundial y que exhibe en su interior una retrospectiva histórica del trabajo en las atarazanas de la ciudad, además de convertirse su puente de mando en un perfecto balcón para ver el puerto de Gdansk y el movimiento de embarcaciones por el río.

Castillo de Malbork

Muy cerca de Gdansk se encuentra la ciudad fortaleza de Malbork (o Marienburg), la ciudad capital del territorio de los caballeros Teutones que controlaron Gdansk durante un tiempo. Hecha enteramente con ladrillo rojo, la fortaleza es la más grande fortaleza construida de este material y fue sede de la Orden Teutónica, Hospital, armería y monasterio. Sus vistas junto al río Nogat son magníficas y no es de extrañar que haya sido incluido en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.

Comer en Gdansk

Las calles más céntricas de Gdansk están llenas de variados restaurantes en todas sus posibilidades que permiten degustar la gastronomía típica de la ciudad, que combina elementos polacos y bálticos con influencias alemanas y escandinavas. Uno de los platos típicos son las Patatas al estilo de Gdansk, (Ziemniak po Gdansku) con crema y arenque. Deliciosas…
Ziemniak po Gdansku

La ciudad de Gdansk no es solo importante por sus edificios, sino también por algunos de sus hijos con personajes famosos como:
  • Lech Walesa
  • Günter Grass
  • Klaus Kinski
  • Arthur Schopenhauer
  • Daniel Fahrenheit
Aunque quede lejos de las rutas tradicionales de visita de Polonia, Gdansk bien merece un desvío para conocer esta ciudad llena de historia, cultura y, sobretodo, aires medievales…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...