2 nov. 2016

OTOÑO EN EL VALLE DE ARÁN

Otoño, con sus paisajes dorados de los árboles de hoja caduca y la hierba seca que dejó el verano, es una estación mágica. Y en ningún lugar de España se aprecia en mejor medida que en el Valle de Arán, una pequeña comarca de Cataluña, montañosa y agreste pero de una belleza sin igual.
Otoño en Valle de Arán
Os invitamos a conocer el

OTOÑO EN EL VALLE DE ARÁN

Y lo haremos a través de dos excursiones, una en coche y otra a pie.

LA VUELTA DE VARRADÒS

De todas las excursiones en coche que puedan realizarse en el Valle de Arán, la vuelta de Varradòs es una de las más salvajes, con una de las pistas forestales de 4x4 más recónditas y menos visitadas de los Pirineos. Se trata de una vuelta por la montaña de unos treinta kilómetros que conecta el pueblo de Arròs con el de Bagergue. Por el camino se pasa por un valle lleno del colorido tapiz de árboles en pleno otoño y se visita la emblemática cascada del Saut deth Pish, la más conocida del Valle de Arán. En realidad son dos saltos seguidos (el primero de unos 20 metros y el segundo de cinco) de agua subterránea proveniente del Estanh Long de Liat, unos kilómetros al norte. Enmarcado por el fondo del valle, la cascada es también uno de los parajes más cautivadores del valle. 

A medida que la pista forestal va ascendiendo hasta el Clòth de Varradòs, la vegetación va cambiando y el bosque de pino deja paso a prado alpino de rala hierba combinado con piedra negra y roja del hierro presente. A veces, el paisaje tiene algo de escocés o islandés y a uno le parece haberse teletransportado al norte de Europa. Aquí es tierra también de vacas y caballos que campan libremente hasta la llegada del invierno, cuando son conducidos por sus propietarios hasta los establos del valle. Pasado el collado de Varrdòs la pista zigzaguea para perder altura y baja hasta el valle del río Unhòla, que se desliza tranquilo hasta el pueblo de Bagergue.  
Caballo en Varradòs
Camino en la hierba de Varradòs
La Maladeta
Lago y montaña en Varradòs
Pista forestal cerca de Bagergue
Valle de Varradòs

LAGOS DE MONTCASAU

Los dos lagos de Montcasau, bajo la elevada pirámide del Pico de Solana, se encuentran al final del Valle de Valarties, que inicia en el pueblo de Arties con una magnífica vista del Pico Montardo. La agreste punta del Montardo se irá viendo enfrente del vehículo durante todo el recorrido por el valle glacial, mientras a lado y lado las vertientes de la montaña están llenas de una mezcla colorida de toda clase de amarillos, marrones e incluso rojos de los árboles de hoja caduca entre los pinos de hoja perenne.
Al llegar al final del valle, bajo el Montardo, se toma una pista forestal que sube por la montaña hasta llegar al pie del que había sido un pequeño funicular para la construcción de la Presa de Montcasau. Los dos lagos (uno junto al otro) forman parte del sistema hídrico aprovechado para proporcionar energía hidroeléctrica en el valle, y un conjunto de túneles y compuertas permiten llenarlos y vaciarlos a antojo de la compañía eléctrica. Para la construcción de este sistema de control se empleó un funicular para el transporte de materiales y un pequeño tren que siguiendo el valle en toda su longitud llegaba hasta encima del pueblo de Arties.
Montardo de Arán
Árboles de otoño en Valarties
El funicular, el tren y las vías fueron desmanteladas en 1995, pero todavía se conserva el camino llano por el que pasa ahora el sendero que lleva a los dos lagos. Así, la excursión es muy sencilla y no hay pérdidad posible. Sólo es necesario remontar lo que había sido la  vía del funicular para llegar al pequeño refugio de Montcasau y seguir aquí a nivel llano la vía del ferrocarril que llega al final del segundo lago. Desde este camino el paisaje de montaña, bosques y lagos es, sencillamente, espléndido. 
Camino de Montcasau
Lago de Montcasau en otoño
Árboles dorados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...