8 feb. 2016

TOP TEN GUADALAJARA MEXICO

EL TOP TEN PARA VISITAR GUADALAJARA

Guadalajara en un llano, México en una laguna… así cantaba el gran Jorge Negretela canción “Me he de comer esa tuna”. Por supuesto, se refería no a la Guadalajara española, sino a su homónima mexicana, la capital de Jalisco. Pero Guadalajara, que en realidad se encuentra no en un llano sino en un ancho valle (el de Atemajac) es mucho más que una aparición de canción.
La capital del Estado de Jalisco lo es también del Mariachi, ya que fue aquí donde nació esta formación musical, y del charro, el cowboy mexicano de noble estampa.
Guadalajara nació el 14 de febrero de 1542, nombrada así por su fundador Cristóbal de Oñate, que la nombró así por Nuño Beltrán de Guzmán, que había nacido en la ciudad española del mismo nombre, y hoy en día es la segunda ciudad del país, con más de 4,5 millones de habitantes. Es una ciudad grande y diversa, por lo que se necesitará por lo menos un par de días para conocerla superficialmente.
Lo que no tenemos que dejar de hacer es:

1. Contemplar las vistas de la Plaza de Armas

Aquí era donde los vecinos se reunían, delante de la catedral, para armarse y protegerse frente a los ataques indígenas. Por ello la plaza mantiene este nombre, aunque su título correcto es el de Plaza de la Constitución. En su centro se encuentra un quiosco de acero fundido estilo Art Nouveau donde tomar la sombra y contemplar la fachada del Sagrario Metropolitano, de 1843, y se observa también la cúspide de las torres de la Catedral.

2. Recorrer las calles de Guadalajara en un tranvía

O almenos en algo parecido, como los autos de Visitando Jalisco, una empresa que realiza tours guiados por la ciudad a bordo de autobuses modificados para parecer tranvías de época. La forma más descansada de visitar la ciudad.

3. Desayunar una Torta Ahogada

Es el plato típico tapatío (nacido en la ciudad de Guadalajara), y consiste en un pan llamado birote, de corteza crujiente, partido por la mitad y relleno de carnitas al estilo Jalisco, al que se añade una cuantiosa cantidad de salsa de jitomate en la que se baña. Por encima se le puede añadir cebolla y limón. Normalmente la salsa pica un poco, así que hay que vigilar. ¡Y buen provecho!
Las mejores, en Tacos Paza.

4. Hacerse fotos con famosos en el Museo de Cera y dejarse fascinar por el Museo Ripley

Políticos, cantantes de rock, actores, pintores y escritores, deportistas y hasta personajes de cómic tienen sus representaciones a tamaño real en el Museo de Cera de Guadalajara. Aprovecha para hacerte una foto con el que quieras o, si tienes buena voz, intenta hacer un dueto con Jorge Negrete cantando “Guadalajara en un llano, México en una laguna…”. Hay más de 160 figuras y doce salas distintas para escoger.
Justo al lado del Museo de Cera se encuentra el Museo Ripley, un conjunto increíble de objetos extraños y poco comunes recogidos por todo el mundo por Robert L. Ripley, un coleccionista de lo extraordinario. Desde una reproducción a tamaño real del hombre más alto del mundo a una cabeza reducida por los jíbaros, pasando por una obra de arte china hecha con hueso de camello, el Museo Ripley es un rincón fascinante donde, “Aunque usted no lo crea…” todo es real.

5. Visitar el Teatro Degollado

La joya cultural de la ciudad es el Teatro Santos Degollado, un edificio neoclásico estrenado en 1866 con Lucía de Lammermoor de Donizetti, y que domina todo el centro de la ciudad. En el se realizan conciertos, obras de teatro y todo tipo de actos de la vida cultural tapatía, por lo que es posiblemente una de las enseñas culturales de México.   

6. Dejarse enlustrar los zapatos

Los boleros de México son una institución en todo México. En un país con mucho polvo y elegancia estos limpiabotas son imprescindibles para que tanto hombres como mujeres lleven los zapatos siempre perfectamente limpios y brillantes. Por unos módicos 20 pesos (un euro), el limpiabotas aplicará varios productos en nuestros zapatos o botas y les sacará brillo para dejarlos como recién salidos de fábrica. Además, son una fuente perfecta de cotilleos y chismes, por lo que en diez minutos sabremos todo lo que hay que saber de la ciudad.   

7. Refrescarse en la Fuente de los Niños Miones

Si en Bruselas existe el Menneken Pis, en Guadalajara su versión son los Niños Miones, una fuente escultórica en el medio de la Plaza Tapatía en la que cuatro niños juegan con el agua. Fueron esculpidos por Miguel Miramontes y desde 1982 son una de las atracciones más refrescantes de Guadalajara.

8. Visitar el Mercado de San Juan de Dios

Con centenares de tiendas de artesanías, dulces y artículos de charrería, el Mercado de San Juan de Dios es el sitio por excelencia donde curiosear, regatear y eventualmente comprar algún recuerdo para llevarse a casa.

9. Almorzar en una casa colonial

Situada junto a la fuente de los Niños Miones, el Restaurante La Rinconada es el típico ejemplo de una casa señorial reconvertida. La casa es de 1897 y perteneció a una familia española antes de la revolución mexicana. La hacienda era mucho más grande, pero el gobierno revolucionario se la hizo propia, usó los dormitorios para los soldados, el patio como establo y la sala como cantina. Con el tiempo, se acabó recuperando todo su esplendor colonial y actualmente es un elegante restaurante donde encontrar lo más típico de la región, desde los tacos de peinecillo (un tipo de corte de carne de ternera) hasta la jericalla, un postre tradicional que se encuentra en el término medio entre un flan y un pastel de queso.  

10. Escuchar música en el Parián de Tlaquepaque

Como capital del Mariachi y de los charros sería un pecado visitar Guadalajara y no terminar con un concierto de mariachis. Todos los días se organiza uno en El Parián de Tlaquepaque, al sureste de la ciudad. Se trata de un recinto con varios restaurantes en las que todas las mesas dan hacia el centro del patio, donde bajo una plazoleta primero se realiza una exhibición de varios tipos de danza y después un concierto de mariachis para amenizar la cena.  

Puedes escuchar las curiosidades de Guadalajara  en el programa que le dedicamos en en Radio Asturias, en el programa La Buena Tarde.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...