25 sept. 2014

Catrinas mexicanas, los disfraces de la muerte

Desde hoy hasta el 2 de noviembre se puede viajar a México en Barcelona visitando la exposición CATRINAS MEXICANAS, que se exhibe en la Col·lecció de Carrosses Fúnebres del Cementiri de Montjuïc de la capital catalana.
Desde hace unos años la cultura mexicana va siendo cada vez más conocida en Barcelona, y son ya varios años los que se ha venido haciendo unos cuantos altares de muertos repartidos por la ciudad cuando llega el día de Todos los Santos. Pero faltaba aún una exposición centrada en la figura de la Catrina para poder entender aún mejor la iconografía tras la muerte en la cultura mexicana. Esta exposición viene a llenar el vacío artístico y lo hace en la mejor de las ubicaciones, la Col·lecció de Carrosses Fúnebres, donde se guardan una veintena de carruajes y coches fúnebres que durante siglos se han usado para llevar al cementerio a los catalanes difuntos.
La Catrina o “calavera garbancera”, con su cuerpo esquelético y adornada con largos vestidos y emplumados sombreros, fue creación del grabador José Guadalupe Posada  a finales del siglo XIX, y se ha convertido en símbolo iconoclasta de la visión de la muerte en México. Posada la creó para representar una garbancera, mujer indígena que pretendía pasar por europea vistiendo à la mode de Paris y renegaba así de sus orígenes. Fue Diego Rivera, el pintor y muralista, quien la popularizó en un mural de 1910 junto a su creador, y la que usó el término catrina (elegante) para definirla.

La exposición consiste en una colección de catrinas propiedad de MEXCAT, la Asociación Cultural Mexicano Catalana que tiene por misión difundir la cultura mexicana en Cataluña y la catalana en México.

A través de una treintena de Catrinas de todo tipo se puede descubrir las características imprescindibles de la Catrina: sus largos vestidos, sus sombreros holgados, las plumas de adorno,… Pero a la vez puede verse como los artesanos populares la han reconvertido en revolucionarias o hasta luchadores enmascarados.

A través de varias fotografías del fotógrafo catalán José Pérez Torrealba, colgadas en el mismo recinto, se descubre la decoración y parafernalia ornamental que envuelve el Día de Muertos en los cementerios de México o en los Altares de Muertos. Algunas de las fotografías de Pérez Torrealba ya habían sido exhibidas en 2012 en la exposición Días para recordar.

La exposición se inaugura hoy dentro del mes patrio mexicano y durará hasta el día 2 de noviembre, con un final especial el día 1 de noviembre cuando se iniciará un taller abierto al público que consistirá en la instalación de un típico Altar de Muertos mexicano.



Puede visitarse la exposición de miércoles a domingo de 10 a 14h. Entrada libre.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...