23 jun. 2017

QUE VER EN EL MONASTERIO DE RILA (BULGARIA)

Situado a casi 120 kilómetros al sur de Sofia, el monasterio de San Juan de Rila no es solo uno de los monumentos más importantes de Bulgaria, sino también el mayor y más conocido de la iglesia ortodoxa. Su ubicación entre las montañas de Rila y su gran extensión y profusión decorativa lo convierten además en una de las grandes atracciones turísticas de Bulgaria.
Iglesia de San Juan de Rila
En este post te enseñamos lo que hay

QUE VER EN EL MONASTERIO DE RILA (BULGARIA)


Dice la historia que San Juan de Rila (Iván Rilski) fue el primer ermitaño búlgaro. Los animales salvajes se le acercaban sin temor y los pájaros venían a comer de su mano. Había sido pastor de ovejas de joven, pero a los 25 decidió serlo de almas. Se ordenó monje pero decidió vivir una vida de solitud y plegaria. Los varios milagros que hizo para ayudar a las personas le crearon una gran cantidad de seguidores que él no quería, pero sus más allegados decidieron fundar en el año 927 el monasterio que lleva su nombre muy cerca de la cueva en la que él habitaba. El mismo zar Pedro I oyó acerca de esos milagros y fue a visitarlo con regalos, pero el santo no accedió a hablar con el rey por temor a caer en la vanidad y el orgullo, y devolviéndole la plata y el oro que le quería regalar, solo le aceptó un poco de comida. Al rey le gustó ese gesto y ayudó financieramente a la creación del monasterio. Posteriormente todos los reyes búlgaros (exceptuando el interludio otomano) hicieron grandes donaciones al monasterio para expandirlo y convirtiéndolo en el gran centro cultural y espiritual de Bulgaria entre los siglos XII y XIV.
Actualmente San Iván de Rila es el santo patrón de Bulgaria y el monasterio inspiró está en la Lista del Patrimonio de la Humanidadde la UNESCO.
Puerta y frescos en la iglesia de san Juan de Rila
Frescos en san Juan de Rila

EL RECINTO DEL MONASTERIO DE RILA

El monasterio de Rila consiste en un recinto amurallado con un gran patio interior. En el perímetro, situados en 4 pisos, se hallan más de 300 habitaciones, cuatro capillas, la habitación del abad, una cocina y una biblioteca con más de 250 manuscritos y 9.000 libros antiguos.
En el museo del monasterio se encuentra la famosa cruz de Rafail, un gran crucifijo esculpido con 104 escenas religiosas y 650 miniaturas que un monje llamado Rafail tardó doce años en realizar con pequeños buriles. Justo al completarla quedó ciego del esfuerzo.
Entrada al monasterio de San Juan de Rila

LA TORRE HRELJA EN RILA

Durante toda su historia el monasterio de Rila ha ido sufriendo ampliaciones, destrucciones y reparaciones. La parte más vieja de todo el conjunto es la Torre Hrelja, un magnífico edificio cuadrado de 23 metros de alto construido entre 1334 y 1335 con ladrillo rojo. Fue construida por Stefan Dragovol (llamado Hrelja), un señor feudal macedonio que sirvió a los reyes serbios pero que su devoción al santo le hizo reconstruir el monasterio.
Diseñada como elemento defensivo, el acceso es por una puerta elevada a la que hay que subir por una escalera de madera exterior. Una vez dentro, hay una sala grande en cada planta (hay cinco, algunas incluso con retrete) a las que se accede por escaleras internas, y en la superior incluso hay una capilla dedicada a la Transfiguración de Cristo con frescos del siglo XIV.
Desde la galería superior se obtiene una de las mejores vista de todo el conjunto del monasterio, ya que la torre se encuentra en medio del conjunto, al lado de la iglesia principal y superando la altura de sus cinco cúpulas.
Torre Hrelja en el monasterio de Rila

LA IGLESIA DE SAN JUAN DE RILA

En 1833 el fuego destruyó la iglesia de San Juan de Rila y gran parte del monasterio. Con gran esfuerzo económico de búlgaros ricos de todo el mundo el monasterio fue reconstruido entre 1834 y 1862, y las obras fueron dirigidas por el arquitecto Alex Rilets. Pavel Ioanov se encargó de la iglesia principal. Era la época del renacimiento nacional búlgaro y quisieron convertir al monasterio de Rila en el más bello ejemplo de la capacidad del arte búlgaro: todas las paredes, tanto internas como externas, de la iglesia principal están literalmente llenas de iconas y pinturas de exquisito detalle hechas por varios artistas de Bansko, Samokov, Razlog incluyendo los hermanos Zahari y Dimitar Zograf. Cuatro artistas escultores tardaron cinco años parta completar el famoso iconostasis de la iglesia, uno de los más finos de Bulgaria.


PERSONAJES FAMOSOS EN EL MONASTERIO DE RILA

Algunos habitantes del monasterio también aportaron muchísimo a la cultura búlgara: Neofit Rilski, abad del monasterio a mitad del siglo XIX, fue profesor de la escuela instalada en el recinto y el autor de la primera gramática moderna del búlgaro y la primera traducción de la Biblia al búlgaro. Durante el siglo XIX también fue un lugar para esconder a algunos de los revolucionarios que buscaban independizarse del imperio otomano, como Vassil Levski, Gotse Delchev y Peyo Yavorov.   
En la iglesia está enterrado el rey Boris III de Bulgaria (el padre del último rey), que murió bajo extrañas circunstancias en 1943 después de no hacer caso a Hitler, que quería que le entregara los judíos búlgaros. 

Si aún no conoces el monasterio de Rila no puedes perdértelo en tu próximo viaje a Bulgaria. Conocerás así uno de los monumentos más emblemáticos del país y una obra de arte que, a pesar de sus años, sigue manteniendo su interés turístico. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...