30 ago. 2016

VALONIA EN BICI. De ATH a BELOEIL y TOURNAI

Finalizamos nuestra ruta por Valonia en bici con uno de los tramos más hermosos del recorrido que acaba en la histórica ciudad medieval de Tournai, una verdadera joya.
Tournai de noche

De ATH a BELOEIL y TOURNAI

Con dos de los grandes Parques Naturales de Valonia (el Parque Natural del País de las Colinas y el Parque Natural de los Llanos del Escaut), la región de la Valonia Picarda comprende más de 1.600 kilómetros de rutas para bicicleta muy bien señalizadas, un paisaje siempre verde y preciosas ciudades históricas con carácter como Tournai.
La presente ruta sale desde el centro de Ath, la llamada Ciudad de los Gigantes. En la Casa de los Gigantes, una elegante mansión que alberga también la Oficina de Información de Ath, se muestra la razón de este sobrenombre. Desde el siglo XV se realiza anualmente en Ath la procesión de la Ducasse, una celebración para conmemorar la consagración de la iglesia de San Julián que ilustraba con figuras de gigantes algunas escenas bíblicas. La construcción de estos gigantes implica el uso de madera, cartón y telas y algunos de ellos pueden llegar a pesar más de 120 kilos y medir hasta cuatro metros de altura. El más conocido de ellos es el gigante Goliat, contra el que cada año se enfrenta un niño como si fuera David en un combate simbólico. El niño tiene que lanzar una pelota y acertar un agujero entre las faldas del gigante. Si lo consigue, la ciudad queda liberada y el público podrá ver como el gigante Goliat danza un baile suplementario, la Grand Gouyasse. La fiesta, que se celebra en Agosto, ha sido incluida en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO.


El Castillo de Beloeil

Siguiendo la via RAVel número 4, el camino sigue el margen del canal Blaton-Ath, un estrecho hilo de agua que atraviesa la exuberante campiña valona. La riqueza en agua de la provincia de Hainaut no solo se distingue en el estrecho canal, sino especialmente al llegar a Beloeil, en forma de un enorme lago y el foso inundado que rodean el Castillo deBeloeil. Este elegante palacio del siglo XVIII fue el resultado de la ampliación y modificación de un castillo anterior del siglo XIV y sigue perteneciendo a la familia de Ligne. El actual propietario, el catorceavo Príncipe de Ligne, mantiene la casa ancestral como su residencia principal, aunque permite el acceso de los visitantes a los espléndidos jardines y a una parte del palacio donde existe una cafetería en la que tomar algo de comida y una cerveza fría. En 1900, durante la celebración de la fiesta de fin de año, el castillo se quemó por completo por accidente, pero afortunadamente toda su colección de arte y los 20.000 volúmenes de su biblioteca pudieron salvarse. Vuelven ahora a decorar las paredes del castillo, aunque los visitantes solo pueden entreverlos a través de las ventanas que dan al foso inundado.
Castillo de Beloeil
El castillo de Beloeil con su foso

Comida en Aubechies

La siguiente parada interesante del recorrido es en la población de Aubechies, en la que se encuentra un parque arqueológico con restos prehistóricos y galo-romanos en el que se han reconstruido varias casas de la Edad del Bronce y del Hierro e incluso una villa galo-romana del siglo I d.C.
Muy cerca del parque arqueológico se encuentra la singular taberna Saint Gery, una pequeña granja frente a la iglesia del pueblo que fue reconvertida en restaurante y albergue decorado con multitud de carteles publicitarios de época y herramientas del campo. La cocina es regional y tienen una buena selección de cervezas artesanales vecinas, como la Moinette de Brasserie Dupont.


Taverne de Saint Gery

Tournai

El tour vuelve desde Aubechies hacia Ath, pero una desviación del camino conduce hasta Tournai, una de las ciudades más singulares y bonitas de Valonia. Fundada hace más de dos mil años, es una de las ciudades más antiguas de Bélgica, y floreció especialmente durante la Edad Media. De esa época son las cinco torres de la ciudad que le dan el mote de la Ciudad de los Cinco Campanarios. Dos de ellos pertenecen a la Catedral de Notre-Dame, iniciada en el siglo XII y que tiene trazos decorativos románicos y góticos. Los dos campanarios de la catedral no son tan impresionantes como el Campanario Civil, el beffroi, que se empezó a construir en 1188 y es el más antiguo de Bélgica. Este tipo de campanarios, aislados y sin connotación religiosa, servían como torres de vigilancia, señal de alarma, reloj e incluso, como en este caso, de prisión. Remontando los 257 escalones se puede subir hasta lo más alto, desde donde se obtienen magníficas vistas de toda la Grand Place (rodeada de casas medievales) e incluso, ojeando a la distancia será posible incluso ver las cercanías de Ath, el final del recorrido. Vendrán ganas de bajar de nuevo hasta la base del campanario, montarse en la bici y seguir rodando hasta que se ponga el sol.
Tournai de dia

¿Te gustó el post sobre VALONIA EN BICI? Entonces no te pierdas los anteriores recorridos: 
-VALONIA EN BICI. De NAMUR a DINANT junto al río MOSA

Post creado con la colaboración de TBnet España y la Oficina de Turismo de Bélgica: Bruselas y Valonia www.belgica-turismo.es
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...