15 ene. 2016

FrescCo, reinventando el buffet libre

Reinventarse. Eso es lo que tienen que hacer los negocios para salir de la crisis. Ya sean una pista de esquí, una editorial, un supermercado o un hotel, cuando las ventas empiezan a bajar, los clientes a perder interés y los beneficios a reducirse, hay que sacudir el modelo de negocio para volver a captar ese interés del mercado.
Y eso es lo que está haciendo FrescCo, la cadena de restaurantes de Eat Out Group.
Creada en el año 1994 por el holding corporativo, FrescCo se especializó en ensaladas y pastas frescas en un formato de bufet económico y una imagen fresca y moderna. No tardaron en salirle competidores como Lactuca o los nefastos woks o buffets chinos, pero aun así la expansión de la marca fue en auge hasta superar la veintena de restaurantes en toda España. Y entonces llegó la crisis, y algunos de ellos tuvieron que cerrarse. Actualmente quedan trece de los restaurantes originales en Barcelona (donde nació), Bilbao, Vitoria, Valencia, Granada, Tarragona, Salamanca y Madrid, pero la reinvención acaba justamente de empezar en dos de los más emblemáticos de Barcelona, el de calle Caspe 30 y el de Ronda Universitat 29.
Y los resultados no han tardado a llegar. Desde el cambio de concepto e imagen las ventas en estos dos puntos han aumentado en un 25%, por lo que durante el 2016 se cambiarán los otros que quedan y se empezará a pensar en aumentar también el número de restaurantes.
¿Y en qué consistió la reinvención?
Especialmente en un cambio de imagen, pero también de servicio.
El logotipo se ha modernizado, y la decoración interior de los restaurantes se ha inclinado hacia un entorno acogedor y sencillo donde destaca el ladrillo visto en las paredes, una larga pizarra con el menú, plantas que le dan vida y una cuidada iluminación, todo para hacerlo suficientemente simple y a la vez elegante para todo tipo de público, desde oficinistas que buscan algo bueno y equilibrado para su comida cercana del mediodía, grupos de amigos o familias con niños (de 0 a 3 años los niños no pagan).
Además,  eso es lo mejor para los que aprecian la gastronomía de calidad y proximidad, se han añadido nuevos platos calientes, convirtiendo el antiguo buffet fresco (valga la redundancia) en un completo surtido donde no sólo podremos prepararnos una saludable ensalada con más de 30 ingredientes a nuestro antojo, sino que podremos complementarla con un segundo plato caliente como bacalao a la bilbaína, pollo a la donostiarra, estofado a la castellana, paella o todo un área de barbacoa con gambas, pescado o incluso suculentos entrecots,…
Postres renovados y cafés a libre disposición son el colofón perfecto para una comida, almuerzo o cena buenos, sanos y baratos.
¿Así que qué esperas para probar el nuevo FrescCo?

¿Aún eres de los que piensan que un buffet es un sitio sin clase y con comida de rancho? Eso es que no has estado en FrescCo…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...