28 feb. 2019

ESTA, visados, pasaportes y algo más

Hace unos días una de mis alumnas en el curso que realizo en Casa Elizalde junto a mis compañeros de Terra Incognita Explorersacudió a mi comentándome que yo, que había viajado tanto, quizá la podía ayudar con una duda que ella tenía. Quería ir de viaje a Irán, pero después también quería visitar a su hijo en Estados Unidos, y había escuchado algo por ahí que decía que eran dos cosas incompatibles.
Bueno, incompatibles no son, pero cuestan dinero y esfuerzo. Irán, como Irak, Siria, Sudán, Libia, Somalia y Yemen son países catalogados como conflictivos según los agentes de frontera de los Estados Unidos y por ello cualquiera que entre al país americano habiendo estado en uno de ellos después de 2011 se arriesga a ser cuestionado durante horas y a ser devuelto para su casa.
Los visados pueden ser a veces complicados, y por ello hay empresas que se dedican a gestionarlo asesorando a los clientes. Para obtener el ESTA, por ejemplo, el visado de entrada a los Estados Unidos de América, uno mismo se lo puede hacer por internet, pero cuando existen dudas, desconocimiento de los entresijos legales o, simplemente, ganas de no tener ningún quebradero de cabeza, lo mejor es dirigirse a alguna empresa que lo gestiona directamente como, por ejemplo, Oficial ESTA.

Y es que los pasaportes y la obtención de los visados pueden ser un tema delicado antes o durante los viajes.
Si eres amante de los viajes por Medio Oriente, por ejemplo, y visitas Israel, te darás cuenta de que actualmente ya no visan el pasaporte. Es su manera práctica de conseguir que quieras regresar puesto que, en cuanto en otro país vecino se dan cuenta de que has visitado Israel, empieza un largo interrogatorio que la mayoría de viajeros queremos evitar. Antes, había que pedir de forma expresa en la frontera de Israel que no estamparan el visado en el pasaporte (y en cambio lo hacían en un trozo de papel que debías entregar al salir del país). Ahora ya lo hacen así por defecto para no provocar conflictos.
En otras ocasiones, conseguir un visado puede ser una tarea de mucha paciencia, especialmente en países africanos. Y la pena es que allí no existen empresas como Oficial ESTA que tramiten visados. El trabajo lo tienes que hacer tú in situ, y conocer la complicada burocracia africana puede ser complicado. Una vez, en Mali, un amigo de un amigo (no sé si me entendéis) tuvo que pedir en la embajada de Guinea Conakry en Bamako el visado de entrada al país. Y le daban una fecha de dos semanas para tenerlo resuelto. El amigo de mi amigo no tenía tanto tiempo.
−¿Y no se podría hacer nada para ir más deprisa? −preguntó al funcionario.
Éste le enseñó una pila de pasaportes que formaba una alta columna a la derecha de la mesa.
−Mire, estos son los pasaportes que están en último lugar. El suyo iría aquí.
Pero luego le enseñó otra pila, mucho más pequeña, a la izquierda de la mesa.
−Y estos son los pasaportes que van por la vía rápida.
Sobresaliendo de entre las páginas de cada uno de esos pasaportes el amigo de mi amigo vio que asomaban billetes de diez mil cefas. No era mucho, unos quince euros al cambio.
−Discúlpeme, me solicitan en recepción −dijo el funcionario, saliendo de la sala.
El amigo de mi amigo pensó rápido, sacó un billete de su cartera y lo introdujo entre las páginas en su pasaporte.
Cuando el funcionario regresó, el amigo de mi amigo se levantó del asiento y le alargó el pasaporte, con el billete sobresaliendo de entre las páginas como una lengua burlona.
−Póngalo en la pila de los pasaportes rápidos, ¿quiere? −le dijo al funcionario.
−Perfectamente, señor. Mañana tendrá listo su pasaporte.
Recuerdo que en mi viaje a Sudáfrica también tuve un primer contacto con la realidad de fronteras cuando al bajar del avión procedente de Europa llegué a inmigración.
−No te puedo dejar pasar −me dijo el agente, un africano de casi dos metros de alto y una espalda que parecía un armario−. No hay suficientes páginas en blanco
No parecía de los que encajaran bien ninguna queja, pero me quejé:
−¿Cómo? ¡Pero si hay seis páginas vacías!
−Son justas −me dijo muy serio.
Yo contaba que eran suficientes, y después de mucho tira y afloja conseguí que me visara una de las páginas y me dejara pasar. Pero el episodio iba a ser una revelación, puesto que al final sí me acabé quedando sin páginas, y necesitaba un último visado para entrar a Zimbabue.
La gestión, en la frontera, fue complicada. El visado era de esos adhesivos que ocupaban toda la página y, después de un viaje largo que incluía también Swazilandia, Lesotho y Botswana, no quedaba ya ninguna página vacía.
−No veo donde puedo pegar el visado −me dijo muy correcto entregándome el pasaporte.
Me lo miré angustiado y revolví todas las hojas. No había ninguna vacía, pero la página 7 solo tenía un visado de Marruecos.
−Esta está casi vacía -le dije enseñándosela.
−Pero ya tiene un sello.
−Muy pequeño…
−No puedo pegarlo sobre un visado ya existente.
Seguí hojeando el pasaporte y descubrí que una de las páginas introductorias, a pesar de tener un corto texto, estaba el resto totalmente en blanco.
−¿Y aquí? −pregunté.
El funcionario me miró dubitativamente. Lo estaba convenciendo…
−Esta página está vacía. Aquí cabe… −le acabé de comentar.
Después de dudar un poco, sacó uno de los visados adhesivos de un cajón y lo pegó en la página. Lo rubricó y lo estampó con un sello de goma.
−Aquí tiene –me dijo.
¡Ya tenía mi visado! Me costó un poco de sudor y muchos nervios, y aprendí una de las lecciones básicas del decálogo del buen viajero:

ANTES DE VIAJAR, ASEGÚRATE DE QUE 
TIENES UN PASAPORTE ADECUADO.

Y eso incluye no solo el número de páginas vacías, sino también los visados que ya tienes marcados y que te pueden condicionar la aceptación en próximos países en tus viajes.
Por cierto, si has visitado Irán, Irak, Siria, etc. y quieres viajar a Estados Unidos, necesitas un visado especial que gestiona la Embajada de Estados Unidos en Madrid. Hay que pedir cita, presentarse allá y justificar que realmente solo estuviste en estos países de turista.
Así de fácil, o difícil… 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...